Por primera vez en un siglo han conseguido avistar a un tamarino león dorado

Un ejemplar del tamarino león dorado, una de las especies de mono más amenazadas de extinción en el mundo y entre las más emblemáticas de Brasil, fue avistado este año en un parque del área metropolitana de Río de Janeiro tras un siglo de ausencia, informaron hoy fuentes oficiales.

El ejemplar de esta especie de mono, también llamado como tití leoncito y que en Brasil se le conoce como "Mico-leão-dourado" (Mono león dorado) por el color rojo y dorado de su pelo, fue visto en una reserva de investigaciones de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) en Río de Janeiro, informó esta institución estatal de investigación científica en un comunicado.

El mono fue fotografiado en la Estación Biológica de Fiocruz por los biólogos Iuri Veríssimo y Monique Madeiros, responsables del inventario de fauna en esta reserva científica ubicada dentro del Parque Estatal de Pedra Branca, considerado como el mayor bosque urbano de América y ubicado en la zona oeste de Río de Janeiro.

"El próximo paso es descubrir el origen del animal: si es un sobreviviente de una población local o si fue traído de otra región y liberado en el parque", agrega el comunicado de Fiocruz.

El tamarino león dorado es una especie endémica y exclusiva del Bosque Atlántico, el ecosistema que bordeaba todo el litoral Atlántico brasileño y del que quedan pocas reservas, y su población estaba prácticamente reducida al estado de Río de Janeiro.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de