Tras el anuncio, por parte del gobierno de Canarias, en el que se presentó un recurso contra las prospecciones petrolíferas, las agrupaciones ecologistas celebraron el pasado viernes una rueda de prensa a bordo del barco de Greenpeace “Arctic Sunrise”, atracado en el puerto de Las Palmas, para mostrar conjuntamente su rechazo a los proyectos de pozos de hidrocarburos que Repsol pretende realizar en Canarias, "porque son peligrosos e innecesarios".

Así, pidieron al Gobierno español que emprenda las negociaciones necesarias para lograr un acuerdo con Marruecos, con la mediación de la Unión Europea. "Este acuerdo ha de facilitar la implantación de energías renovables en ambos países, con la condición de no explotar los posibles hidrocarburos presentes en la zona mediante una moratoria de prospecciones petrolíferas", informaron las organizaciones en un comunicado conjunto.

Estas agrupaciones defienden que el área oceánica situada entre Canarias y las costas africanas "es un santuario de biodiversidad único, en el que se encuentran un total de 5.323 especies catalogadas".

Aprender lecciones del pasado

Por otro lado, recordaron al ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que los proyectos de pozos en Canarias "tendrían profundidades y distancias de la costa muy similares a la del pozo accidentado en el golfo de México y que, en ese caso, participaron en las labores de respuesta a la crisis más de 6.000 barcos y unas 55.000 personas".

"En el caso de Canarias, agregaron, estaríamos hablando de una región ultraperiférica, así que dicha respuesta sería inmensamente más complicada en caso de accidente".

En este sentido, pidieron a Soria que "aprenda" de las lecciones del pasado "y establezca una moratoria de nuevas prospecciones y pozos de hidrocarburos en la costa, así como que destine sus esfuerzos a promover las energías renovables y la eficiencia energética de los vehículos, como únicos recursos energéticos autóctonos e inagotables".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de