La organización ecologista Oceana expresó hoy su satisfacción por el apoyo, la semana pasada, de la Unión Europea para proteger la mielga y el cailón, dos especies de tiburones en peligro de extinción, bajo la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Salvajes (CMS).

Sin embargo, aunque esta organización internacional de conservación marina destaca los esfuerzos de los Veintisiete para la preservación de tiburones y rayas en peligro de extinción, también considera que existen otras especies que deben ser "protegidas de manera urgente".

El jueves de la semana pasada, los Estados Miembro de la Unión Europea y la Comisión Europea propusieron incluir a la mielga y al cailón en el listado de la CMS, conocido también como Convención de Bonn. Ante esta propuesta, Oceana insta a "todas las partes" firmantes del CMS a adoptar esta propuesta en la Conferencia de las Partes "en diciembre de este año".

El director de Investigación de Oceana en Europa, Ricardo Aguilar, subrayó en un comunicado que la Comisión Europea ha recibido "advertencias de los científicos durante años" sobre la "grave despoblación" de varias especies de tiburones y rayas, mientras que los responsables en la materia "se retrasaron en proporcionar a estas criaturas vulnerables la protección que necesitan".

Así, denunció que numerosas especies se capturan por encima de su potencial de recuperación" por lo que existe la "posibilidad real" de que algunas de estas especies se extingan localmente.

En ese sentido, calificó como un "movimiento loable" la propuesta de la UE de proteger a la mielga y el cailón bajo la CMS, pero insistió en que las instituciones europeas tienen la "gran responsabilidad" de asegurar la protección de "otras especies gravemente reducidas, tal y como aconsejan los científicos".

La organización explica que los tiburones crecen de forma "extremadamente lenta" y tienen pocas crías, las cuales son "especialmente vulnerables a la sobrepesca", por lo que sus poblaciones pueden tardar décadas en recuperarse.

En la actualidad, recuerda la organización, sólo el tiburón blanco y el tiburón peregrino, están protegidas bajo la Convención de Bonn. La coordinadora de campaña de tiburones de Oceana, Rebeca Greenberg, destacó la dificultad de conseguir "medidas de conservación para especies comercialmente valiosas", pero en el caso de estas dos se encuentran "entre las más seriamente amenazadas en aguas europeas" ya que las cuotas de pesca de mielga y cailón –muy valoradas por su carne y sus aletas– están por encima de las recomendaciones científicas.

"Si se aprobaran las medidas de conservación propuestas por la UE el próximo mes de diciembre, complementarían la regulación de pesca que se utiliza en la actualidad para gestionar estas especies", señaló Greenberg.

Ambas especies de tiburones están clasificadas como "en peligro crítico de extinción en el Atlántico del Noreste" por la IUCN y los científicos han instado numerosas veces a terminar con la pesca dirigida a estas dos especies.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de