Hasta ahora se considera que determinada especie vegetal se encuentra en riesgo de extinción si habita una zona geográfica limitada y el tamaño de su población es reducido. Pero recientemente un consorcio internacional de biólogos realizó un estudio sobre diversos especímenes de plantas de Sudáfrica y Reino Unido que ha demostrado que dichos criterios llevan a clasificar erróneamente como especies en riesgo a aquellas recién llegadas a una zona.

El estudio, que se publicó el 4 de mayo en la revista PLoS Biology, fue financiado en parte por el Consejo Europeo de Investigación (CEI) al amparo del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Comisión Europea y fue codirigido por el profesor Vincent Savolainen, asociado al Departamento de Ciencias de la Vida del Imperial College de Londres y a los Reales Jardines Botánicos de Kew (Reino Unido).

El profesor Savolainen y sus colaboradores recogieron tejidos de plantas de la Región Floral del Cabo (Sudáfrica), célebre por su espectacular diversidad de plantas. Un análisis molecular de secuencias de ácido desoxirribonucleico (ADN) reveló que el patrón de amenaza difiere del observado en las plantas del Reino Unido -cuya flora es de las más documentadas- y en los vertebrados.

“Nuestros resultados ponen en duda la validez de aplicar el mismo conjunto de criterios definitorios del peligro a todos los seres vivos y en todas las regiones por igual”, apuntó el profesor Savolainen. “Quizás convenga recapacitar sobre la forma de perfeccionar la aplicación de los criterios de la "Lista Roja" para evaluar rápidamente el grado de amenaza, una tarea colosal que, no obstante, se antoja aún más acuciante a la vista de los cambios que están teniendo lugar en el medio ambiente por todo el planeta”.

La Lista Roja es elaborada cada año por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) tras llevar a cabo exhaustivos estudios sobre el terreno y amplias campañas de recogida de datos, partiendo de los conocimientos ya obtenidos los años anteriores. La última edición de la Lista Roja, publicada en 2010, recoge nada menos que 17.390 especies (de las cerca de 50 000 especies examinadas) en peligro de extinción.

A esta cifra se suman cada año más especies de plantas y animales. Según cálculos recientes, aproximadamente el 20 % de las angiospermas (plantas con flor) se encuentran actualmente en riesgo de extinción, si bien se desconoce su número exacto, puesto que sólo se ha estudiado una proporción reducida de ellas.

Muchos son los factores que ponen en peligro a una especie vegetal. Numerosas especies son víctimas de la pérdida de su hábitat como consecuencia del desarrollo urbano y agrícola. Otras se encuentran en declive por la contaminación o por daños ocasionados en su hábitat, o bien por la competencia planteada por una especie invasora. También las hay que sufren los efectos de enfermedades de nueva aparición.

Reducir la tasa de extinciones constituye uno de los mayores desafíos ecológicos de nuestro tiempo”, afirmó el profesor Jonathan Davies, de la Universidad McGill (Canadá), “pero no siempre es sencillo reconocer las especies más amenazadas”.

De los resultados de este estudio se desprende que el riesgo de extinción que sufre una especie vegetal guarda una relación estrecha con su antigüedad, factor éste que no se encuentra entre los que se cree que ponen en peligro a especies animales. Se cree que aumentan el riesgo de extinción características como tener un cuerpo de gran tamaño que tarda largo tiempo en alcanzar la madurez sexual y la tendencia a gestar una única cría por embarazo y a dejar intervalos prolongados entre alumbramientos.

“Hemos demostrado que existe un vínculo entre los procesos de extinción y especiación [el proceso evolutivo por el que surgen especies nuevas], ya que al parecer las especies más vulnerables son las de menor antigüedad. Puede determinarse que éstas presentan un riesgo elevado de extinción simplemente porque sus poblaciones aún no han tenido tiempo de crecer y extenderse”, explicó el profesor Davies.

“Sin embargo, también es posible que algunas especies de plantas estén condenadas a la extinción desde el momento en el que surgen”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de