Por Alicia Ruiz de la Sierra

El fósil más antiguo (45 millones de años) y completo en un 95%, encontrado nunca, es una hembra de prosimio, parecido a los lemures. Los expertos consideran que  este ejemplar de Darwinius massillae,  podría ser el "eslabón perdido" de la cadena evolutiva del hombre. 

Fue hallado hace 26 años en Alemania y el martes se presentó en el Museo de Historia Natural de Nueva York.

Ida, como ha sido bautizada, mide un metro y pesa entre 650 a 900 gramos. La excelente conservación ha permitido ver la osamenta del animal, las partes blandas de su cuerpo y el contenido de su estómago, con lo que se ha podido comprobar que llevó una alimentación herbívora.

Un ejemplar completo

"Es difícil de imaginar un fósil más completo que este para explicar la evolución de los primates", dijo Holly Smith, antropóloga dental de la Universidad de Michigan.

Su importancia radicaría en que se encuentra en un punto de la evolución antes de que se dividan las ramas que condujeron a monos o seres humanos por un lado y lémures u otros primates más alejados del Homo sapiens, por otro. 

El canal por cable, History, emitirá el próximo lunes en Estados Unidos un documental sobre Ida,  bajo el título de  El Eslabón.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de