Por Alicia Ruiz de la Sierra

Se ha logrado una cifra record de nacimientos de linces desde que el Ministerio de Medioambiente y la Junta de Andalucía pusieran en marcha el Programa de Conservación Ex – Situ de esta especie, en noviembre de 2003, según datos del Ministerio.

Los dieciocho cachorros nacieron en cautividad, once de ellos en el centro de cría de El Acebuche (Espacio Natural de Doñana) y los otros siete en La Olivilla (Jaén).

Hasta ahora, el centro de El Acebuche era el único que había asistido a partos de estos felinos. El de La Olivilla fue inaugurado por la Junta de Andalucía en enero de 2008, tiene cuarenta y dos ejemplares y este año ha conseguido, por primera vez, que tres hembras se hayan reproducido con éxito.

Ya son setenta y ocho los linces que se crían en cautividad entre estos dos centros y el Zoobotánico de Jerez (centro asociado al Programa). Treinta y seis ejemplares del programa de cría provienen de las poblaciones silvestres de Sierra Morena y Doñana, esenciales para conseguir la máxima representación de la variabilidad genética natural. El resto son ejemplares nacidos en cautividad.  Se prevé que para el 2010 se reinsertan en su hábitat natural, así que ya se está trabajando en la preparación de su reintroducción a la vida salvaje.

Al buen desarrollo del programa de conservación del Lince Ibérico, que ha resultado ir mejor de lo esperado, va a contribuir un nuevo centro. Se construirá en  Zarza de Granadilla (Cáceres) con el respaldo de la Comunidad Autónoma de Extremadura y de El Ministerio de Medioambiente, que ha destinado 5,5 millones de euros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de