Por ello las organizaciones Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Defenders of Wildlife, Greenpeace y Teyeliz hicieron un llamado al presidente Enrique Peña Nieto para que se “mueva” y adopte las recomendaciones emitidas por el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA).

En el marco de la su 65ª reunión de la Comisión Ballenera Internacional que se realiza Portoroz (Eslovenia), las organizaciones señalaron que durante décadas, la comunidad científica mundial ha alertado al gobierno mexicano sobre la rápida desaparición de esta especie, pero las medidas no se han puesto en práctica. En 1999 existían en México 567 vaquitas. En 2012, la CIRVA había estimado que existían cerca de 200 ejemplares, pero actualmente quedan cerca de 100 y por ende el pronóstico es que para 2018 esta especie podría desaparecer.

Esto debe parar, si queremos Mover a México debemos exigir al gobierno de Enrique Peña Nieto que adopte las recomendaciones del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA):

  1. Aumentar la poligonal existente del área de refugio de la vaquita marina para ampliar la zona de protección a toda el área de distribución de esta especie.
  2. Promover a través de los medios legales conducentes una veda total inmediata de la pesca con redes agalleras que se da en la zona.
  3. A través de la PROFEPA, la Marina y la PGR un combate frontal y a fondo a la pesca ilegal de la totoaba (especie en veda y en peligro de extinción) en la que se capturan vaquitas marinas de forma incidental.
  4. Se solicite la intervención del Secretariado CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) por la violación que se está dando de este Convenio internacional por el tráfico ilegal de la totoaba hacia China.
  5. Que México solicite la ayuda de EUA y China para detener el transporte e importaciones ilegales, así como detener la demanda en China de un producto ilícito que está conduciendo a dos especies mexicanas endémicas a la extinción.
  6. Que se den acciones coordinadas entre la Dirección General de Vida Silvestre (DGVS) y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) con la Comisión Nacional de Pesca (CONAPESCA) para acabar con las soluciones a medias y obstáculos que han impedido que la vaquita se recupere.  


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de