La lucha medioambiental que emprende el Ayuntamiento de Orihuela en contra del temido cactus de Arizona prosigue a buen ritmo.

La Concejalía de Medio Ambiente que dirige Ginés Sánchez ha retirado hasta la fecha tres mil kilos de esta especie vegetal que trae en jaque a los expertos municipales para su erradicación. Según el concejal responsable del área, los trabajos que se emprenden por parte de personal contratado por su departamento a través de un programa de empleo «son lentos pero se va consiguiendo buenos resultados».

Los primeros datos que tiene Sánchez son que esas tres toneladas extraídas hasta el momento se verán «casi con total seguridad duplicadas» una vez concluyan dentro de un mes los trabajos de exterminación de esta especie.

Las intenciones que tiene Medio Ambiente es que esta primera fase tenga continuidad y que sirva «para erradicar de forma firme una especie que ha campado a sus anchas por las laderas de la sierra oriolana», principalmente en las primeras estribaciones de la Sierra de la Muela.

La concejalía, recuerda el edil, ya acometió una primera oleada de intervenciones en esta zona hace tres años y se extrajeron «cerca de 160.000 kilos de esta especie», pero ahora, y tras el cese de los trabajos de mantenimiento para que no rebrotasen, los especímenes han vuelto a repoblar la sierra.

Las actuaciones que se acometen en la actualidad se realizan, según Sánchez, en las mismas parcelas de antaño, «las zonas más afectadas han sido las que quedan enfrente del puesto de Cruz Roja y la subida del túnel, las que más concentración de cactus tiene». Además se han limpiado los senderos que utilizan los excursionistas para subir a la Cruz de la Muela por esta vertiente de la sierra y evitar su expansión hacia zonas altas de la montaña. Asimismo reseña que en una segunda actuación se expandirá la zona de trabajo a zonas limítrofes que han delimitado los biólogos que están encargados de la supervisión del proyecto.

Preguntado el concejal si una vez que concluya el actual programa de empleo volverá a ocurrir lo que sucedió en la anterior ocasión, relata que la Conselleria de Medio Ambiente ha dotado de fondos autonómicos un programa para su erradicación.

El responsable municipal explica que Valencia tiene una partida de 400.000 euros «a la que nos acogeremos el año que viene para seguir con la erradicación de la especie.

El método que se utilizará será similar al emprendido en este momento. «Lo haremos también mediante la fórmula de programas de empleo para contribuir además a dar trabajo a desempleados,pero con alguna novedad». Esas modificaciones que quiere introducir la concejalía avanza que pasan por poder contar con personal que posea conocimientos de escalada «y con capacidad física suficiente para acometer los trabajos en altura» porque, finaliza el concejal, «hay que erradicar este especimen invasor de las laderas más abruptas y evitar que colonice las zonas más altas de la montaña».



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de