Los resultados obtenidos por el centro, son positivos y dentro de una tendencia de crecimiento, tanto en número de ejemplares que ingresan al CRAS, como en el número de animales liberados.

Las entradas del año 2010 con respecto al año 2009 han bajado un 18,96 %, pero es importante destacar que la disminución está fundamentada en el record histórico de entradas del año 2009 (1.529).

Todos estos animales, llegaron al CRAS fundamentalmente a través de los agentes medioambientales, aunque tanto la Guardia Civil, policía municipal y particulares también colaboraron en trasladar a los animales al centro. La colaboración ciudadana, es fundamental en la labor del CRAS y año tras año se percibe una mayor concienciación por parte de la ciudadanía en este aspecto.

En cuanto a la tipología de animales que el CRAS recibió en el 2010, 940 fueron aves, 136 mamíferos, 128 reptiles, 2 peces, 2 anfibios y 1 molusco. Respecto a estas entradas, los animales liberados fueron: el 36,8% de las aves, 17,64% de los mamíferos, el 53,12% de los reptiles y el 100% de los anfibios.

Los animales llegan al centro desde todas las provincias de la Comunidad y en algunas ocasiones desde otras regiones como Asturias y Madrid. La gran mayoría de los ingresos (60%) proceden de Valladolid y provincia, seguida de Salamanca (12%), Ávila (11%) y Palencia (7%).
Las causas de los ingresos son muy variadas, siendo el mayor parte de ellos por traumatismo (25,58%), seguido por animales pequeños que se caen de los nidos (18,24%), venenos (17,67%) y diferentes tipos de atropellos (6,86%).

Desde el CRAS y siguiendo la línea de años anteriores, se ha procedido al anillamiento científico de 323 ejemplares de 30 especies diferentes, lo que representa el 73,4% de los animales liberados. Esta labor es importante tanto por su interés científico como por su función divulgativa.

El cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) ha sido la especie con mayor número de anillamientos, sumando un total de 61 ejemplares, siendo después la cigüeña común (Ciconia ciconia) con 49 ejemplares, y el busardo ratonero (Buteo buteo) y la lechuza común (Tyto alba), ambos con 30, los más numerosos sobre el resto de especies.

Entre las especies migratorias, exceptuando a las cigüeñas, cabría señalar por cantidad de ejemplares anillados, el milano negro (Milvus migrans) con 21, el cernícalo primilla (Falco naumanni) con 17, el aguililla calzada (Hieraetus pennatus) con 12 y el aguilucho cenizo (Circus pygargus) con 8.

Además de esta anilla, 79 ejemplares de diferentes especies, han sido marcados con anillas de PVC de colores para su reconocimiento visual.

Durante el 2010 el CRAS ha colaborado con diferentes eventos, encaminados a difundir su labor y la importancia que la educación ambiental tiene en el buen desarrollo de las labores del Centro, como el Día Mundial de las Aves, el campamento urbano estival de Medina de Rioseco, Semana de la Biodiversidad en el colegio Ave María de Valladolid y las actividades de educación ambiental organizadas por el Centro de Recursos Ambientales en el Complejo PRAE (Proyectos Ambientales y Educativos). 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de