El MAE como principal Autoridad Ambiental apoya este tipo de iniciativas de conservación y trabaja de la mano con centros de rescate y zoológicos particulares de todo el país, para coordinar acciones de protección y reinserción.

Auki y Kawsay están en una amplia jaula y se encuentran en perfecto estado de salud. Esta pareja de aves es la única que ha logrado reproducirse en cautiverio y éste sería su tercer polluelo. El huevo que se ha monitoreado desde el inicio del proceso, ya tiene 61 días de incubación, permanece sano y los orgullosos padres no se despegan de él. Si bien, por experiencias pasadas se calculó entre 60 y 65 días de incubación antes de la eclosión, no se puede definir un tiempo exacto para el nacimiento del polluelo.

“El huevo lleva incubando 61 días que es el tiempo estimado de eclosión, pero se está dilatando y esto es normal, pues la naturaleza es tan diversa, que lo que debemos hacer es esperar a que continúe el ciclo de vida”, afirmó Juan Manuel Carrión, Director de la Fundación Zoológica del Ecuador.

La pareja de Auki y Kawsay no pueden ser reinsertados, pero son una pareja reproductiva exitosa. El que los cóndores entren en un nuevo ciclo de cortejo y de producción es el resultado del manejo adecuado que tienen en el zoológico y del soporte técnico que brinda esta Cartera de Estado.

Para el monitoreo de este huevo, se realizaron algunas modificaciones en el espacio donde se encuentran estos animales. Entre ellos, está un túnel subterráneo en el que se colocaron las cámaras en las que se observa las 24 horas al día, todos los movimientos de las aves y el trato que le dan al huevo. Esta observación constante representa un importante avance para el estudio científico de estas especies.

Las otras dos crías de la pareja (Huayra de tres años y Killari de uno) están en un área de aislamiento, en el que no tienen contacto alguno con el ser humano. El objetivo del zoológico a mediano plazo es liberarlos. Para ello, es indispensable el nacimiento de este nuevo cóndor, pues al conformar un grupo de tres sería más fácil su supervivencia y reinserción.

“Para nosotros es muy importante la incorporación de esta nueva cría, porque conformará un grupo nuclear de tres individuos en este caso de tres hermanos que son susceptibles a ser liberados en su hábitat”, aseguró Carrión.

El Ministerio del Ambiente es la autoridad que controla el patrimonio natural del país. “Estos animales que tenemos en el zoológico no son propiedad del mismo, sino son parte del patrimonio natural del Ecuador. En ese sentido, tenemos una estrecha relación con el Ministerio del Ambiente, que en varias ocasiones nos han traído animales rescatados para su recuperación”, reiteró Carrión.

Además, como miembros del Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor, colaboramos con la Estrategia de Conservación del Cóndor Andino, iniciativa del MAE.

Estrategia de conservación del Cóndor Andino (Vultur gryphus) en Ecuador

Según el último censo, en el país existen 50 ejemplares en estado silvestre y 19 en cautiverio. Por esa razón, el Ministerio del Ambiente (MAE) configuró la Estrategia de Conservación del Cóndor Andino, con la finalidad de evitar su extinción y velar por el cumplimiento de la normativa vigente.

Dicha Estrategia está dividida en los Programas de Manejo de Educación, Difusión, Información, Capacitación y Comunicación; de Investigación y de Conservación. Es ejecutada por el Grupo Nacional de Trabajo sobre el Cóndor Andino, el cual es liderado por esta Cartera de Estado.

Entre los principales ejes de trabajo del Grupo, están la ejecución de censos y monitoreos dentro y fuera del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, fortalecimiento del control y monitoreo en las zonas mencionadas, a través de la capacitación a guardaparques, campañas de sensibilización y educación en lugares de avistamiento de cóndores, guía para el Mantenimiento Ex Situ del cóndor en centros de rescate y zoológicos, promover la realización de investigaciones sobre la ecología, biología y comportamiento del animal.

El dato

El cóndor está considerado como una especie en Peligro Crítico de Extinción, dentro del Libro Rojo de Aves del Ecuador, y registrado en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), lo que significa que su comercialización está prohibida.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de