La empresa agroforestal Maderas Nobles de la Sierra del Segura sigue con la plantación masiva de árboles para hacer frente a la crisis climática que nos afecta a todos. En Alcaraz, donde crecen los árboles que la compañía explota de forma sostenible, disponen ya de su propio bosque empresas como Volkswagen, Bebés Ecológicos o Triodos Bank. Osmoaqua, una compañía malagueña de tratamientos de agua, es la última en sumarse a la campaña Responsarbilidad, con un nuevo bosque de 10.000 árboles.

La empresa Osmoaqua, dedicada a la comercialización de tecnologías para el tratamiento de agua de consumo y uso a nivel doméstico, ha suscrito un acuerdo con la empresa agroforestal Maderas Nobles de la Sierra del Segura mediante el cual se compromete a plantar un árbol y tres arbustos por cada producto de tratamiento de agua que venda.

Osmoaqua ha sido la última en adherirse a la campaña "ResponsARBOLlidad +Árboles x un buen clima", una iniciativa de Maderas Nobles para frenar el cambio climático, que desde hace dos años invita a empresas, particulares y toda clase de instituciones a calcular sus emisiones contaminantes, reducirlas con proyectos de eficiencia y compensarlas mediante la plantación de árboles.

"Veíamos la necesidad de hacer algo, ya no sólo por las personas, sino también por nuestro planeta.", explica Alejandro Orioli, director general de Osmoaqua."De esta manera, por cada producto vendido plantamos un árbol con el cual no sólo se compensarán las emisiones de CO2 al medio ambiente a razón de 25.000 m3 por equipo vendido, sino que además, por cada equipo se aportarán durante los próximos 40 años más de 800.000 litros de agua al medio, 20.000 kilogramos de materia orgánica y 16.000 m3 de oxígeno, la cantidad que respiran dos personas a lo largo de 80 años. Colaborando, además, a restituir bosques autóctonos mediterráneos y haciendo frente de este modo, a la progresiva desertificación que tanto nuestro país como el planeta sufren".

Con este acuerdo, Osmoaqua reafirma su compromiso con la defensa del medioambiente y se convierte en la única empresa medioambientalmente responsable del sector doméstico de tecnologías para el tratamiento del agua.

"Estuvimos estudiando distintas variables" confiesa Orioli, " pero entendimos que llegar a un acuerdo con la empresa Maderas Nobles de Sierra Segura y la Fundación Más Árboles era, de todo lo que teníamos visto, lo más seguro y más profesional. Les conocimos hace cuatro años y hemos visto su desarrollo y su importante obra. Participamos también en el Primer Encuentro Internacional de Amigos de los Árboles que se desarrolló el pasado año en Barcelona y en el que participaron, entre otras personalidades, Al Gore y Vandana Shiva. Este evento nos terminó de definir que debíamos hacer algo con ellos".

El bosque de Osmoaqua

En total Maderas Nobles plantará para Osmoaqua 10.000 árboles y arbustos en el Cortijo las Nogueras, una de las fincas que la empresa agroforestal, dedicada a la producción de madera de alta calidad de forma sostenible, explota en Alcaraz (Albacete). Allí, junto a decenas de miles de nogales destinados a abastecer a la industria maderera, crecen encinas, higueras, retamas, coscojas, espinos, áceres, lentiscos y acebuches y demás especies propias del bosque mediterráneo, plantados en el marco de la campaña ResponsARBOLidad cuyo objetivo final es la lucha contra el calentamiento global del planeta.

El bosque de Osmoaqua empezará a echar raíces el próximo mes de noviembre, cuando está previsto que se planten los primeros 1000 árboles y arbustos. Su misión es recrear el bosque original de la zona, generar biomasa, oxígeno y suelo fértil y convertirse en un gran sumidero de CO2, al igual que ya ocurre con los “bosques” de otras empresas “responsárbiles”.

La plantación se irá actualizando cada seis meses, según el número de ventas de Osmoaqua. Maderas Nobles, por su parte adquiere el compromiso de cuidar y hacer crecer los árboles, mediante técnicas de permacultura y silvicultura ecológica y sostenible, durante los próximos 40 años.

En este período los árboles que pudiesen secarse serán repuestos y Maderas Nobles adoptará medidas contra incendios y sanitarias para minimizar los riesgos del bosque. Además, los clientes de Osmoaqua recibirán un certificado a su nombre donde constarán los árboles que se han plantado, la cantidad de CO2 que absorberán y la actividad cuyas emisiones Osmoaqua ha decidido compensar con esta iniciativa.

Entre los clientes de Osmoaqua, “hay quienes nos solicitan el dato exacto de la ubicación de dicho árbol porque le interesa ir con su familia y sacarse fotos, y hay quienes ni reparan en nuestro acto” explica Alejandro Orioli. “No obstante, a todos les damos un certificado de este árbol que hemos plantado nosotros, por ellos, gracias a su compra y a haber confiado en nuestra empresa”. Además, la empresa quiere invitar a sus clientes a sumarse a este gesto de responsabilidad y compromiso con el planeta, y a comprar tantos árboles como deseen para el futuro bosque de Osmoaqua.

Será la Fundación +Árboles, nacida hace un año para impulsar de una nueva cultura del árbol, la que se encargará de verificar que los árboles de Osmoaqua reciben todos los cuidados necesarios para desarrollarse. A cambio de esta labor de seguimiento, la Fundación, cuya meta para los próximos cuatro años es alcanzar la cifra de 100 millones de árboles plantados en el sur peninsular, recibirá de Maderas Nobles el 3 por ciento de la facturación que resulta del acuerdo con Osmoaqua.

"Lo que hacemos al mundo…

…nos lo hacemos a nosotros mismos…y lo que no le damos al mundo, nos lo quitamos". Así se abre la página web que Osmoaqua ha creado para impulsar la campaña 1producto1árbol (www.1producto1arbol.com), con esta advertencia que es a la vez toda una declaración de principios. Según el director general de Osmoaqua, "el portal tiene por objeto la concienciación sobre este grave problema que es la acción destructiva del hombre sobre el planeta y realizar de alguna manera una breve reseña sobre el camino recorrido por algunos actores en sentido contrario, o sea, la acción constructiva del hombre sobre el planeta".

Por la página web desfilan desde las mujeres Chipko, que en 1973 lograron detener la deforestación total del Himalaya abrazándose a los árboles y turnándose en la vigilancia de la zona; la premio Noble de la Paz Wangari Muta Maathai, fundadora del Movimiento del Cinturón Verde; Chico Mendes, cuya muerte llamó por primera vez la atención de la comunidad internacional sobre la masiva desaparición de los bosques tropicales, hasta la campaña que la ONU puso en marcha en 2003 Plant for the Planet (Plantemos para el planeta), que aspira a plantar 1000 millones de árboles cada año.

Precisamente dentro de esta campaña de la ONU se enmarca la de 100 millones de árboles en la Península Ibérica, presentada por la Fundación "+ Árboles" en el Primer Encuentro Internacional de Amigos de los Árboles, el 23 de junio de 2007 en Barcelona, con Al Gore, Vandana Shiva y las organizaciones ecologistas más importantes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de