El Consejo de Ministros de Pesca y Agricultura de la UE se reunirá en Bruselas para decidir el mandato negociador que necesita la Presidencia Irlandesa para alcanzar un acuerdo con el Parlamento Europeo sobre la futura política pesquera.

Existe el riesgo de que, si los ministros no alcanzan un acuerdo, la reforma se retrase un mínimo de seis meses y pueda llegar incluso a bloquearse. Dicho acuerdo entre ministros debe acercarse a la propuesta apoyada mayoritariamente en el Parlamento Europeo el 6 de febrero pasado, en la que se instaba a recuperar plenamente las pesquerías europeas antes de 2020. Este objetivo resulta fundamental teniendo en cuenta que el 47% de las pesquerías evaluadas en el Atlántico y casi el 90% de las mediterráneas están sobreexplotadas

En este contexto, las principales ONG y plataformas ecologistas españolas vinculadas al medio marino han organizado un acto público en Madrid para exigir al ministro español, Arias Cañete, que apueste por una reforma ambiciosa apoyando algunos aspectos que las ONG consideran imprescindibles en el nuevo Reglamento.

Cientos de ciudadanos se han acercado al Campo de la Cebada en La Latina para conocer mejor el mar y la pesca de la mano de pescadores y expertos, participando en las actividades y talleres organizados por las ONG.

Declaraciones

“Estamos ante una oportunidad única, que no podemos dejar pasar; Arias Cañete, al igual que el resto de ministros de la Unión Europea, deben dar un paso adelante respecto a sus posiciones de partida y apostar por un modelo de pesca sostenible y respetuoso con el ecosistema marino. No podemos postergar el cambio de rumbo, este es el momento de tomar medidas valientes” señala Pep Arcos, de la organización SEO/BirdLife.

“Para las ONG ecologistas establecer un calendario para la recuperación de los stocks a niveles sostenibles es imprescindible. Una vez fijado el calendario de recuperación, los niveles de captura deben ajustarse para hacerlos posible”, señala Miquel Ortega de OCEAN2012.

“A la hora de decidir las cuotas de captura, la información científica debe ser estrictamente considerada. No podemos dejar que, tal como sucede hasta la actualidad, las negociaciones políticas entre ministros dejen de lado las recomendaciones científicas y acaben estableciendo niveles de capturas de pesca insostenibles”, señala Javier López, de la organización OCEANA.

“En un contexto de niveles de capturas limitados, como es el actual, hemos de priorizar el acceso al recurso pesquero. El reparto se debe fundamentar en criterios trasparentes que prioricen con una cuota mayor a los segmentos de flota que generen más ocupación, tengan menor impacto marino y mejor rendimiento social; no debe basarse únicamente en criterios históricos” señala Celia Ojeda, de la organización Greenpeace.

“En los próximos diez años la forma de pesca debe cambiar. La pesca sostenible debe estar en el centro de la nueva Política Pesquera Común, por eso entendemos que el reglamento debe apoyar decididamente a la pesca artesanal sostenible facilitando ante todo en un acceso prioritario al recurso pesquero” señala Lydia Chaparro, de la organización Ecologistas en Acción.

“Bajo unos planes multianuales de gestión con objetivos claros, la toma de decisiones sobre cómo pescar debe ser lo más próxima y adaptada a la realidad de la pesquería, favoreciendo la corresponsabilidad entre pescadores, administración, científicos y otros representantes de la sociedad civil como las ONG. Por ello, pedimos al gobierno que impulse el uso de los comités de cogestión – que tan eficaces se muestran -en la nueva PPC”, señala Raúl García de WWF.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de