Durante dos años un equipo español de investigadores siguió mediante captura estacional y marcaje con microchips más de 1.000 ratones, musarañas y topillos que habitan en los bordes de una autopista y el entorno de dehesas que ésta atraviesa. El estudio permitió comprobar que los tres grupos de micromamíferos son más abundantes junto a la carretera que a 500 o 1.000 metros de ella.

De las especies capturadas, el ratón de campo (Apodemus sylvaticus) fue el más abundante y del que se pudieron obtener resultados más abundantes y detallados. Para esta especie, los bordes de la autopista resultaron actuar como un refugio en el que la densidad de individuos es siempre superior a la del entorno atravesado, y de forma muy destacada en los años en que se producen colapsos poblacionales.

Los colapsos poblacionales, que determinan los ciclos de alta y baja abundancia característicos de muchos micromamíferos, nunca se habían evaluado en el entorno de una gran obra pública, y afectó al ratón de campo junto a la infraestructura con una intensidad apenas un tercio de la detectada en el ecosistema de referencia.

Los investigadores también comprobaron que otros factores como la cobertura de suelo desnudo, pastizal y matorral abierto disminuyen localmente la abundancia de ratones, pero que éstas y otras variables de hábitat ejercen un efecto menor que la propia proximidad de la carretera.

El estudio se enmarcada en un macroproyecto I+D+i desarrollado por 16 Empresas y 15 organismos públicos de investigación con financiación del Programa CENIT. Fue realizado por investigadores del Grupo de Investigación de Ecología y Gestión de Ecosistemas Terrestres del Departamento de Ecología de la Universidad Autónoma de Madrid), junto a especialistas de la Dirección de Sostenibilidad e Innovación de OHL, S.A.

Un trabajo concluyente

Para los autores, la explicación de los patrones encontrados es compleja y requiere nuevas investigaciones que ya se están abordando. Aún así, destacan que el trabajo es concluyente acerca de la existencia de efectos característicos de la proximidad de la carretera que facilitan el establecimiento alrededor de las cunetas de poblaciones abundantes y estables de ratón de campo.

Dada la independencia de este hecho respecto de las variables de hábitat, y la respuesta común de micromamíferos propios de medios abiertos y boscosos, se abre la posibilidad de que los patrones encontrados respondan a un efecto diferencial de los depredadores comunes a todos ellos, que en este caso resultarían menos abundantes o menos efectivos en la captura de pequeños mamíferos en las proximidades de la autopista.

Igualmente, la detección de una mayor proporción de juveniles en las proximidades y hasta a 500 metros de la autopista, y de una densidad anormalmente baja de ratones de campo a esta distancia, abren interrogantes científicos de gran interés.

¿Autopistas sostenibles?

Los investigadores destacan las implicaciones aplicadas de esta investigación, tanto desde el punto de vista de la biología de la conservación como de la perspectiva técnica de la construcción y gestión de infraestructuras.

Por una parte, los datos muestran el potencial efecto de refugio y de hábitat-corredor para ciertas especies de mamíferos, que pueden mantenerse en estos entornos y recolonizar las áreas en que colapsen sus poblaciones. Además, surge el interrogante de si la abundancia de micromamíferos podría atraer en algunas circunstancias a depredadores al entorno de las carreteras, potencialmente aumentando su riesgo de morir atropellados.

Desde una perspectiva aplicada a la gestión de las infraestructuras, los resultados alertan de la relevancia del manejo de ciertas variables del hábitat de las cunetas (siegas del estrato herbáceo, plantación de matorral…) que podrían modular los efectos de las carreteras sobre las poblaciones animales.

En suma, estos resultados abren oportunidades para gestionar la construcción y el mantenimiento de las autopistas a fin de hacerlas ambientalmente más sostenibles, si resulta posible controlar las variables a las que se asocien los principales efectos negativos y positivos sobre el medio natural de la infraestructura.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de