Los animales sueltos que cruzan las carretras y las vías secundarias de circulación han provocado hasta 12.387 accidentes en 2008, según  la Dirección General de Tráfico. Aunque la mayor parte de los sucesos no son mortales (ocho fallecidos), la tendencia de los siniestros por esta causa es al alza. En 2008, el número de accidentes en los que intervienen los animales salvajes crecen un 12% respecto al año anterior.

Por regiones, las comunidades más afectadas por los siniestros con animales son las regiones del norte de la Península, en concreto País Vasco y Cataluña. La DGT resalta en su informe que en ambos casos, estas comunidades tienen las competencias de Tráfico transferidas, y gestionadas por sendas administraciones regionales.

Más accidentes en carreteras secundarias

En el mismo sentido que los accidentes por cualquier causa que se registran en las carreteras españolas, las vías secundarias concentran la mayor parte de los siniestros con animales. Ocho de cada 10 colisiones en las que intervienen reses, ganado y fauna salvaje se producen en carreteras convencionales (10.012 accidentes), frente a los 352 sinisteros que han tenido lugar en las autopistas.

Las horas más peligrosas son aquellas que rodean el atardecer. Alrededor de las 19.00 se producen cerca de la mitad de los incidentes (un 47%) de los casos.

Infracciones y multas
Siempre y cuando exista una infracción, la legislación culpa al conductor como responsable último de los sinisteros en los que intervienen animales. Sin embargo, sos los responsables de los cotos los que tendrán que hacerse cargo de las infracciones que ocurran en su territorio "cuando el accidente sea consecuencia directa de la acción de cazar", o bien está relacionado con el estado defectuoso de conservación de la misma y de su señalización.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de