El pasado viernes 25 de abril entró en el puerto gallego de Vilagarcía de Arousa el BSLE Express, un buque cargado con madera tropical amazónica procedente del Estado de Pará, Brasil. Greenpeace señala que es la primera vez en muchos años que llega a un puerto gallego un cargamento de madera tropical brasileña que ha sido inspeccionado por las autoridades brasileñas y en cuyo cargamento no es posible identificar la huella de la deforestación y la tala ilegal en esta región amazónica.

Desde el 27 de marzo hasta el pasado 10 de abril, fecha en la que el barco salió rumbo a Europa, los funcionarios del IBAMA (Instituto Brasileño de Medio Ambiente) mantuvieron arrestado el buque BSLE Express en el puerto de Santarém, en la provincia de Pará, en el corazón de la Amazonia. Tras la inspección, fueron confiscados 732 metros cúbicos de madera aserrada que estaban siendo embarcados fraudulentamente. La documentación del cargamento de madera contenía información falsa de las especies que llevaba a bordo.

“El BSLE Express es la excepción que confirma la regla. En la única vez que el IBAMA inspecciona un barco en Santarem, tiene que obligar a descargar un tercio de la madera que estaba siendo embarcada ilegalmente” ha declarado Miguel Angel Soto, responsable de la Campaña de Bosques de Greenpeace. “Los próximos barcos seguirán trayendo madera tropical procedente de la deforestación y la tala ilegal, problemas graves que hacen de Brasil el cuarto país emisor de gases de efecto invernadero”.

Aparte de la madera que fue confiscada por el IBAMA en el puerto de Santarem y que, por tanto, no fue embarcada, el BSLE Express no lleva a bordo madera tropical de ninguna de las empresas señaladas por Greenpeace en la acción llevada a cabo en marzo contra el buque Galina III. En esta acción Greenpeace denunció que seis compañías madereras que operan en la Amazonia habían sido multadas en numerosas ocasiones (el caso más grave recibió dos multas de cerca de un millón de dólares en el 2007), tienen planes de gestión forestal cancelados, están acusadas de actividades ilegales relacionadas con su actividad maderera (incumplimiento de leyes, falsificación de documentos y blanqueo de madera), el robo de tierras y la tala en tierras públicas y tramitación de madera ilegal procedente de la deforestación. Algunas de estas compañías han sido incluso acusadas de estar involucradas en violencia e intimidación, incluyendo amenazas de muerte y corrupción.

Estas seis empresas vinculadas con la tala ilegal son habituales proveedoras de madera tropical del mercado español y están asentadas en el estado brasileño de Pará, de donde procede más del 86 de la madera tropical importada por el sector maderero español. Durante el mes de marzo, Greenpeace ha podido documentar cómo madera de algunas de esas seis empresas ha sido desembarcada en los puertos gallegos de Vilagarcía (Pontevedra) y Ferrol (A Coruña).

La Unión Europea es el principal destino de la madera tropical brasileña del Estado de Pará. Y ésta es también la principal región exportadora al mercado español de madera tropical brasileña. El Gobierno Brasileño reconoce que “la explotación maderera no sostenible llega hasta el 90 por ciento de toda la madera extraída en el bosque amazónico”. Greenpeace estima que la ilegalidad en el sector puede estar en torno al 80 por ciento. El Gobierno reconoce que por lo menos un 63 por ciento de la producción de madera en rollo es completamente ilegal y afirma que, como muchas empresas no siguen las normas de las autorizaciones dadas para el manejo forestal, la ilegalidad es aún superior. Incluso los planes de manejo forestal autorizados son papel mojado en manos de las madereras.

“Debido a los escasos recursos del IBAMA para llevar a cabo inspecciones regulares, no es posible asegurar que la madera amazónica presente en el mercado de la Unión Europea proceda de fuentes legales” ha declarado Soto. “Por este motivo, la UE necesita una legislación más restrictiva que asegure que todos los productos forestales que se comercializan en el mercado europeo provengan de fuentes legales y de bosques bien gestionados”



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de