SEO/BirdLife llama a la colaboración de particulares, empresas, organismos y autoridades para intentar que, sobre todo en el mes de noviembre, coincidiendo con el período de emancipación de los pollos de pardela cenicienta, se reduzca en lo posible la iluminación en núcleos urbanos costeros de las islas, apagándose o atenuándose las luces para evitar la desorientación de las aves. Asimismo, cualquier persona  que encuentre una pardela accidentada debe recogerla, ponerla en una caja de cartón y llamar a las autoridades para que la trasladen a un centro de recuperación.

Durante las noches de finales de octubre y principios de noviembre los pollos de pardela cenicienta abandonan sus “huras” (nidos en grietas, cuevas, etc.), donde nacieron el pasado verano, para comenzar un periplo por las aguas del océano atlántico que les llevará a estar la mayor parte del tiempo en el mar, hasta que una vez alcanzada la madurez sexual (no antes de los 3 años de edad), regresen  a tierra para criar en nuestras islas.

Ya desde antes de su nacimiento, las pardelas cenicientas se enfrentan a multitud de amenazas. En el nido, la depredación de huevos y pollos por mamíferos introducidos (principalmente gatos  y ratas) representa un elevado impacto para la población, además de la caza ilegal de pollos conocida como “pardeleo”. A esto se suma, al volar los pollos, el riesgo  de colisionar  con tendidos eléctricos y los deslumbramientos nocturnos, que en ambos casos pueden llevar a la muerte. Sólo en la isla de Tenerife, más de 800 pollos sufren accidentes por deslumbramientos cada año, aumentando este número en los años coincidentes con luna nueva.
 Ave del Año 2013

La pardela cenicienta Calonectris diomedea es una especie protegida,  incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Catálogo Canario de Especies Protegidas, así como en la  Directiva de Aves y el Convenio de Berna.

Además, está incluida en el Libro Rojo de las Aves de España con la categoría de Vulnerable (En Peligro en el caso de la población mediterránea), debido, entre otros factores, a que los accidentes provocados por los deslumbramientos nocturnos en los núcleos de cría de zonas costeras habitadas, están afectando negativamente a las poblaciones de esta especie.

Además de las amenazas ya señaladas y producidas principalmente en tierra firme, esta especie sufre igualmente amenazas en el mar, como son la captura accidental en artes de pesca, la contaminación marina, la sobrepesca,  nuevas actividades en el mar (como los parques eólicos marinos) y el cambio ambiental.

SEO/BirdLife ha declarado a esta especie Ave del Año 2013 con el propósito de mejorar el estado de conservación de la pardela cenicienta y su hábitat. Ello beneficiará también a otras especies de aves marinas, algunas de ellas catalogadas como amenazadas, así como al medio marino en su conjunto. Ello ha coincidido con un año clave para la conservación de nuestros mares, que contaba entre otros con los siguientes hitos:

(1)  Aprobación de la nueva Política Pesquera Comunitaria y los fondos asociados, proceso que SEO/BirdLife ha seguido de cerca junto a otras organizaciones para asegurar que primara la conservación del medio ambiente.

(2)   Declaración de la Red Natura 2000 al medio marino, actualmente en consulta pública. En el caso de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), se ha seguido la propuesta de Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBA) marinas elaborada por SEO/BirdLife tras años de estudio (Proyectos LIFE IBA marinas e INDEMARES). 

(3)  Entrada en vigor de las Estrategias Marinas de España, cuyo documento sobre aves fue elaborado por SEO/BirdLife.
Además, SEO/BirdLife está colaborando con las administraciones canarias en las labores de difusión  y recogida de animales deslumbrados, apoyando con material divulgativo, charlas, talleres de manualidades, etc. En los próximos años será necesario seguir y consolidar una línea de trabajo común entre administraciones, empresas e instituciones que permita minimizar en gran medida la contaminación lumínica, apostando por un menor consumo y por el desarrollo de sistemas de alumbrado menos impactantes.

¿Cómo puedo colaborar?

En caso de encontrarse una pardela deslumbrada debe actuarse con rapidez. Debe capturarse con cuidado, utilizando una prenda o similar para evitar que el animal pique si se muestra asustado. Una vez capturado debe guardarse en una caja oscura, a poder ser de cartón para evitar que se dañe con mallas o barrotes, y con agujeros para que respire, mientras se avisa a la autoridad competente, bien la policía local del municipio donde se encuentre, servicios de emergencia y el 112, o bien el Área de Medio Ambiente de los cabildos de cada una de las siete islas Canarias, quienes aportarán información de dónde, cómo y cuándo entregar el ave. También puede contactarse con grupos de voluntarios que en estas fechas se dedican a la recuperación de pardelas, como Amigos de las Pardelas, ATINA, Cruz Roja, A.D.A.E., Emergencias Tamadaya, Grupo Scout Tenerife, etc.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de