La asamblea de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) aprobó ayer la moción presentada por la entidad Mediterrània-Centre d´Iniciatives Ecològiques (CIE) para adoptar medidas de conservación y uso racional de la cuenca y el delta del río Ebro, según informó la entidad en un comunicado.

La propuesta recibió 53 votos a favor de gobiernos, tres en contra y 46 abstenciones. En el caso de las organizaciones no gubernamentales, los votos fueron: 207 favorables, 2 en contra y 64 abstenciones.

La moción, que puede convertirse en una resolución o recomendación de la UICN, insta a reconocer y apoyar las iniciativas de las entidades de la cuenca del Ebro para promover la conservación de esta zona, así como que rechacen medidas que puedan afectar negativamente al río, su caudal y sus condiciones ecológicas.

Mediterrània-CIE presentó esta moción al considerar que el Ebro es una de las zonas de mayor interés de la Península Ibérica y uno de los espacios clave para muchas aves que durante su proceso de migración paran en esta zona. La entidad consideró que la intensa intervención humana está poniendo en peligro este ecosistema.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de