Las focas conseguirán más derechos, el mercado de pieles y cosméticos se verá restringido y muy controlado en la Unión Europea.

Una modificación en la ley comunitaria introducirá la prohibición total de la venta de estos productos dentro de la UE, con excepción para unas poblaciones del norte de Europa. Los 27 Gobiernos se oponían hasta ahora a la prohibición, reclamada desde el Parlamento Europeo, e insistían en permitir la venta de productos obtenidos a través de la "caza humanitaria" que consiste en entretener a las crías y atontarlas antes de matarlas y utilizar sus pieles y aceites.
Los 27 recibieron también presiones de Canadá, principal potencia mundial en la caza de focas, y de Noruega, uno de los países líderes en la transformación de pieles.

"Estamos muy satisfechos por la prohibición", aseguró a Público Alberto Díez Michelena, de la Asociación Nacional para la Defensa de los Animales. "España ha cambiado su posición y la nueva mayoría europea manda un mensaje claro a Canadá", aseguró.
Los Gobiernos y el Parlamento europeo siguen en desacuerdo en cuanto a la prohibición del tránsito portuario o aéreo de los productos extraídos de las focas a través de la UE, así como sobre la posibilidad de incluir una excepción a la comercialización de la caza minoritaria, practicada en estados comunitarios del norte.

Canadá ha expresado su oposición a esta prohibición debido a que afectará a su economía ya que en Canadá muchas familias se dedicar aal comercio de productos extraidos de las focas o a la caza.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de