Los chamanes y practicantes de la magia negra, a los que frecuentemente se denominan tántricos en India, prescriben a sus seguidores el uso de partes de búho en sus rituales. Cráneos, plumas, garras, corazones, hígados, sangre, grasa, lágrimas, huevos, carne y huesos, son algunos de los ingredientes de estas ceremonias.

De las 30 especies de búho registradas en India, 15 son objeto de este tráfico ilegal. Las especies más demandadas son las de mayor tamaño – como el búho real de Bengala -, sobre todo los que tienen falsos mechones en las orejas (extensiones de las plumas a la altura de la cabeza), de los que se dice que poseen poderes mágicos especiales.

Centros de comercio ilegal

Según TRAFFIC, los centros del comercio ilegal de estas especies se localizan en Uttar Pradesh, Madhya Pradesh, Bengala, Andhra Pradesh, Delhi, Gujarat, Rajasthan y Bihar.

Aunque la caza y el comercio de todas las especies de búhos en India está prohibida desde 1972, la realidad es que el sacrificio ritual de estos animales es una práctica habitual. TRAFFIC alerta de un aumento en su comercio, especialmente alrededor de estas fechas, cuando tiene lugar el Diwali, o Festival de las Luces, que marca la entrada del nuevo año hindú.

El ministro, Shri Jairam Ramesh comenta: "Diwali debería ser un momento de celebración en el país, no un momento el que nuestra vida salvaje se destruye para alimentar la superstición. La naturaleza de India ya tiene que afrontar muchas presiones, no puede permitirse soportar el peso de ser aniquilada por el miedo y la ignorancia, estas razones no tienen cabida en nuestra sociedad moderna".

WWF pide medidas urgentes que pongan freno al comercio de búhos, que no sólo se centren en una mayor vigilancia, sino también en la sensibilización ciudadana sobre la importancia de estas rapaces en los ecosistemas, en especial para los granjeros, ya que estas rapaces se alimentan de los roedores e insectos que destruyen las cosechas.

El Ministro de Medio Ambiente concluye: "Los búhos son tan improtantes para nuestro entorno como los tigres o cualquier otra especie carismática. Es crucial que la amenaza salga a la luz y se tomen acciones concretas para luchar contra ella".

El estudio encuentra otros riesgos para la supervivencia de los búhos en el país. Las diferentes especies son cazadas para espectáculos callejeros, taxidermia, carne, medicinas tradicionales, cebo para la caza de otros predadores y hasta se usan sus garras y plumas en la fabricación de adornos para el pelo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de