La directora de la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Ana Leiva, y la consejera de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Begoña Sanzberro, firmaron hoy dos convenios para fomentar las buenas prácticas ambientales en la empresa y la conservación de la naturaleza, con una inversión total de 600.000 euros.

El primero de los convenios permitirá desarrollar acciones encaminadas a la gestión de los espacios incluido en la Red Natura 2000 y a la protección de la Red de Vías Pecuarias de Navarra. La fundación destinará 125.000 euros y el Gobierno foral 100.000.

El segundo convenio está enmarcado en el Programa “mpleaverde”del Fondo Social Europeo, y fue suscrito por Andrés Eciolaza, presidente de la Fundación Centro de Recursos Ambientales de Navarra, por un importe total de 406.656,25 euros.

Esta inversión, que servirá para fomentar el empleo y las buenas prácticas ambientales en Navarra, está cofinanciada al 50 por ciento por el Fondo Social Europeo a través de al Fundación Biodiversidad; un 42 por ciento por el Gobierno de Navarra; un 4 por ciento por La Caixa y otro 4 por ciento por la Confederación de Empresarios de Navarra.

Al acto de firma de los convenios acudieron esta mañana también la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, y por parte de las entidades colaboradoras el presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, José Manuel Ayesa; el director del área de Negocio de la Caixa, Francisco Javier Aramburu; la directora general de Trabajo y Prevención de Riesgos del departamento de Innovación, Empresa y Empleo del Gobierno de Navarra, Imelda Lorea, y el director de Proyectos de Sodena, César Berrozpe.

En su intervención, Leiva destacó que los convenios se encuentran “dentro de la actuación en defensa de Oso Pardo en la cordillera cantábrica, una actuación clara en el mantenimiento y defensa de especies” y que trabaja “en defensa de muchas zonas singulares y de mucha riqueza de biodiversidad que tiene la Comunidad Foral”. El segundo convenio, añadió, “fomentará la ecoinnovación y la responsabilidad social corporativa en las empresas navarras”.

La Fundación Biodiversidad es entidad gestora de Fondo Social Europeo y en 2008 destina 14,8 millones de euros para financiar 32 proyectos dirigidos a la mejora del empleo y del medio ambiente, a través del programa “Empleaverde”.

Según los objetivos de los 32 proyectos aprobados, se calcula que más de 13.000 trabajadores recibirán formación, se crearán o iniciará unas 300 empresas o actividades empresariales en el sector ambiental y más de 300.000 trabajadores participarán en las actividades de los proyectos.

En el marco de este programa la Fundación gestiona los fondos que le han sido asignados por el Programa Operativo Adaptabilidad y Empleo del Fondo Social Europeo para el periodo 2007-2013.

El Programa “Empleaverde” se ha marcado como metas para el periodo 2007-201 apoyar a más de 50.000 personas y fomentar la creación de 1.000 empresas en el sector ambiental. Para ello cuenta con una dotación total de durante los años 2007-2013 de 44,1 millones de euros, de los cuales el Fondo Social Europeo cofinancia un 80 por ciento o 50 por ciento, dependiendo de las regiones en las que se desarrollen los proyectos.

En concreto, los objetivos del Programa “Empleaverde” son promocionar y mejorar el empleo; aumentar las competencias y la cualificación de los trabajadores; fomentar la creación y modernización de empresas; adaptar las actividades económicas a la normativa ambiental e impulsar la sostenibilidad en las actividades económicas.

En nombre de la CEN, como una de las entidades colaboradoras, Ayesa recordó que en el III y IV Plan de Empleo “ya se acordó incluir las materias medioambientales como una de las líneas de trabajo para los tres siguientes años”. Para ello explicó que se ha diseñado la figura del delegado territorial de Medio Ambiente de la Comunidad foral “desde el principio de responsabilidad compartida para la consecución del desarrollo sostenible y con el objetivo primordial de desarrollar acciones de difusión, sensibilidad, formación e información dirigida a empresarios y trabajadores”.

Asimismo, Ayesa insistió en que la CEN quiere que la ecodiversidad “sea fuente de competitividad para nuestras empresas conscientes de que los mercados son cada más sensibles a esta materia”.

Por último, Sanzberro destacó la importancia de “sumar recursos y de trabajar en consenso con todos los agentes que quieran participar” para que “entre todos seamos capaces de realizar más acciones por nuestro medio ambiente, al tratarse de un compromiso difícil pero una oportunidad”. La consejera también adelantó que “en fechas próximas” se firmará otro convenio con el Ministerio de Medio Ambiente para tratar temas de agua.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de