Importantes sociedades científicas de nuestro país (Asociación española de Entomología, Asociación Herpetológica Española, Grupo Especialista en Invasiones Biológicas, Sociedad Española de Biología Evolutiva, Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos y la Sociedad Ibérica de Ictiología) y un amplio grupo de más de 100 destacados investigadores han suscrito este manifiesto, todavía abierto a nuevos apoyos, elaborado por el Comité Científico de SEO/BirdLife, sobre la grave amenaza que suponen las especies exóticas invasoras para la biodiversidad.

El manifiesto subraya, además, que el actual catálogo de especies exóticas invasoras se ha realizado siguiendo la mejor información científica disponible y atendiendo a las recomendaciones de expertos y autoridades internacionales. Cualquier nueva versión del catálogo debe seguir estos mismos criterios.

El manifiesto, que ha sido refrendado por un amplísimo sector de la comunidad científica y que evidencia la preocupación de investigadores y expertos por un tema prioritario para la conservación de nuestro patrimonio natural, apoya las acciones emprendidas por Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y WWF para evitar que se rebaje el nivel de protección del Real Decreto.

Las opiniones de estos destacados investigadores coinciden con las principales reivindicaciones que los grupos conservacionistas vienen haciendo desde que el nuevo equipo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente pusiera en duda la validez del Catálogo y Listado de Especies Exóticas Invasoras, a raíz de las protestas de ciertas Comunidades Autónomas, que a su vez respondían a las presiones de determinados sectores ligados a la pesca deportiva.

Pese a tratarse de un problema de conservación de primer nivel mundial, hasta la fecha tan solo se han realizado actuaciones para hacer frente a casos concretos, como el del mejillón cebra, el jacinto de agua o el caracol manzana.

La tibieza en las respuestas del Ministerio ha permitido que el Tribunal Supremo, ante la denuncia presentada por las asociaciones de pescadores deportivos, haya suspendido cautelarmente parte de la norma (en concreto la que se refiere a la pesca del ciertas especies como el black bass). De hecho, la argumentación del alto tribunal para dictar esta suspensión se ha basado en un acuerdo del Consejo de Ministros, que ponía en entredicho parte del RD y anunciaba un supuesto cambio en la normativa que todavía no se ha concretado.

Afortunadamente, la Ley 42/2007 es muy clara en su redacción y prohíbe la introducción en el medio de especies exóticas, lo que garantiza la protección del medio natural y convierte la suelta de todas aquellas especies consideradas como exóticas en un delito.

Las organizaciones velarán por el cumplimiento de la norma actual y exigen que el nuevo Catálogo se haga siguiendo criterios científicos y no por intereses de grupos de presión. Tal y como han resaltado los expertos e investigadores, cualquier otra clasificación de estas especies no sería válida, restaría eficacia al nuevo Real Decreto y sería difícilmente justificable ante organismos internacionales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de