La consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, defendió el pasado viernes el “rotundo éxito” de los programas de conservación del lince ibérico, después de que la organización ecologista WWF/Adena criticara que no existe una estrategia coordinada que garantice la supervivencia del lince, una vez liberado en Doñana, y exigió a las autoridades un plan de emergencia para garantizar la conservación de esta especie, más allá de las actividades previstas en el “Proyecto Life”.

Según explicó a Europa Press la consejera tras presentar el proyecto del Anillo Hídrico en Almonaster la Real (Huelva), “su éxito es tal que se están doblando los nacimientos y ahora se encuentra inmerso en una segunda fase”.

Se trata de la suelta de crías para que vivan y se desarrollen en libertad para lo que es “fundamental la colaboración de los propietarios de fincas en el entorno de Doñana”. A pesar de que Castillo reconoció que se siente “muy orgullosa de como se está desarrollando el programa Life, que defiendo en el Ministerio”, aseguró que “no se puede hablar del éxito total hasta que se consiga que este animal viva en libertad”.

Adena anunció, después de conocer que se iban a liberar linces en Sierra Morena, que la situación del lince ibérico es “muy preocupante” ya que en los últimos años su población descendió en un 20 por ciento. Además, lamentó que en la actualidad la atención se centre en “aspectos secundarios” como la traslocación o la cría en cautividad. Si bien, WWF/Adena aseguró que todo ello se produce “sin solucionar asuntos básicos como la conservación del hábitat, el estado de la población, la elevada mortalidad por furtivismo, las enfermedades o la falta de alimento”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de