Nueve años después de su nacimiento, el programa Spring Alive reúne a niños, profesores y familias de Europa, Asia Central y África para observar y registrar la llegada de cinco especies de aves migratorias como son la golondrina común, la cigüeña blanca, el cuco común, el vencejo común y  el abejaruco europeo.

Spring Alive comenzó como un proyecto paneuropeo de ciencia ciudadana para crear un mapa en internet a tiempo real que mostrase el avance hacia el norte de estas aves migratorias. Si bien esto sigue siendo una actividad fundamental, actualmente Spring Alive abarca un gran número de eventos, tanto en el aula como al aire libre, para que los niños, las escuelas y la sociedad en general participen en la conservación de las aves migratorias apoyando al mismo tiempo a los socios nacionales de BirdLife.

En 2013 Spring Alive rompió todos los récords anteriores. Durante la pasada temporada se registraron más de 270.000 observaciones de aves migratorias en la página web de Spring Alive, procedentes de Eurasia y África. Al final de la temporada, más de 54.000 niños, 900 profesores y 500 voluntarios de 49 países habían llevado a cabo actividades de Spring Alive.

Somos ya 50 países

Este año, con el anuncio de la unión de Azerbaiyán seremos, al menos, 50 países colaborando en este proyecto. Spring Alive está coordinado por el socio de BirdLife en Polonia (OTOP) y por entidades de cada país participante.

"Lo más apasionante de todo es que niños de cualquier parte de Europa y África puedan compartir las observaciones de las aves que ven desde la ventana de sus casas al mismo tiempo", comenta Miguel Muñoz, técnico de SEO/BirdLife y coordinador de Spring Alive en España. "Por ejemplo, a principios de septiembre, los niños de África esperarán impacientes la llegada de las mismas aves que los niños europeos y asiáticos estarán despidiendo”

"En 2014 Spring Alive está dispuesto a superar todas las cifras de cursos anteriores” afirma Karolina Kalinowska, Gerente Internacional de Spring Alive. "Ahora que tenemos un gran número de niños acostumbrados a registrar sus primeras observaciones de la llegada de las aves migratorias en primavera, queremos hacer que se involucren más en la conservación de de estas aves". 

2014 también será el año donde se inicie el proyecto piloto “Spring Twins” que tiene como finalidad poner en contacto a escuelas de Eurasia con escuelas africanas. Los niños podrán intercambiar cartas, correos electrónicos y diarios y enviarse vídeos y publicarlos en el canal de Spring Alive YouTube.

El proyecto Aves y Clima

SEO/BirdLife, por su parte, cuenta con un proyecto online llamado Aves y Clima en el que se aportan datos de primeras y últimas observaciones de aves migratorias y que alimenta el programa Spring Alive.

Además, ofrece una parte dirigida a profesores y alumnos con actividades, juegos interactivos y fichas para anotar datos diversos, como cuándo llegan las primeras golondrinas, cuándo florecen los almendros o en qué fecha se ven las primeras abejas volando. Los participantes aportan una valiosa información para conocer cómo afectan a los seres vivos fenómenos como el cambio climático.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de