El grupo ecologista Greenpeace protestó el martes en alta mar contra un atunero español en el Pacífico Sur, lanzando dentro de su red una pancarta flotante de 25 metros con la leyenda "Sin Pescado, Sin Futuro".

La nave Esperanza, de Greenpeace, venía siguiendo hace cinco días al Albatun Tres, del que dice es el mayor atunero del mundo, y el martes lanzó la protesta mientras el navío pescaba ante las Islas Phoenix, de Kiribati.

La pancarta fue arrojada a la red de arrastre del buque en un intento de impedir que la recojan y la vuelvan a utilizar, pero la maniobra falló en su tentativa de evitar la recuperación de la red.

"A la mañana temprano los encontramos pescando en aguas de Kiribati y pasamos a la acción", dijo a Reuters por teléfono Lagi Toribau, de la Campaña de Océanos del Pacífico y Australia de Greenpeace, a bordo del Esperanza.

Greenpeace dijo que el Albatun Tres puede capturar más de 3.000 toneladas de atún en un solo viaje – casi el doble de la pesca anual total de algunos países insulares del Pacífico.

"El tiempo y el atún se están acabando. No puede dejarse que barcos de este tamaño saqueen y vacíen las reservas de atún, tienen que ser retirados de las aguas y desmantelados inmediatamente" , dijo en un comunicado Sari Tolvanen, de Greenpeace Internacional.

Países del Pacífico Sur decidieron la semana pasada prohibir que los atuneros pesquen en aguas internacionales entre sus islas y les obliga a llevar observadores. Las nuevas reglas entran en vigor el 15 de junio.

En febrero, el país insular Kiribati creó la mayor reserva protegida marina del mundo, un paraíso de fauna salvaje submarina de 410.500 kilómetros cuadrados (aproximadamente como el estado estadounidense de California) para preservar los espacios de desove de los atunes y la biodiversidad de los arrecifes de coral.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de