Urogallo

Técnicos del proyecto LIFE+ para la protección del urogallo en Polonia visitan durante esta semana las acciones del proyecto LIFE+ Urogallo cantábrico, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

La cordillera Cantábrica es el punto de partida de las jornadas de intercambio de experiencias entre técnicos de ambas iniciativas europeas con el fin de compartir conocimientos y actuaciones que permitan favorecer la recuperación de una de las especies más amenazadas de Polonia y España.

El urogallo atraviesa una situación crítica en ambos territorios. En Polonia, su población cayó de los 2.500 ejemplares a principios del siglo XX a los 380-500 individuos en la actualidad. En el caso de la subespecie cantábrica, ha desaparecido del 70% de los lugares que ocupaba hace apenas tres décadas y se estima que la población no alcanza los 500 ejemplares. 

Los técnicos polacos, acompañados de los socios del LIFE+ Urogallo cantábrico, recorrerán durante cinco días la cordillera Cantábrica, tanto la vertiente occidental como la oriental, donde el urogallo se encuentra en una situación más crítica. La visita abarca las actuaciones en las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) Vega Liébana (Cantabria), Picos de Europa y Picos de Europa en Castilla y León, Alto Sil y Omaña.

Asimismo, visitarán el centro de cría y reserva genética del urogallo cantábrico en Sobrescobio (Asturias), que alberga 22 ejemplares. Durante el recorrido también accederán al parque de suelta, en la ZEPA Picos de Europa en Castilla y León, que permite a los ejemplares aclimatarse antes de su liberación. En la ZEPA Alto Sil, donde se encuentra uno de los núcleos más importantes de población de urogallo cantábrico, conocerán las acciones del programa de captura, marcaje y retirada de puestas.

Desde el comienzo del proyecto, el equipo del LIFE+ Urogallo cantábrico ha participado en reuniones técnicas internacionales y ha acogido a expertos de otros países con el objetivo de conocer más en profundidad otras experiencias de recuperación de la especie.

El proyecto, coordinado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, está cofinanciado al 50% por la Unión Europea a través de los fondos LIFE+, y cuenta como socios con las comunidades autónomas de Cantabria, Principado de Asturias y Castilla y León, esta última a través de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León; el Consorcio Interautonómico para la gestión coordinada del Parque Nacional de los Picos de Europa; SEO/BirdLife y Tragsa y Tragsatec y con la financiación del Organismo Autónomo Parques Nacionales y la Fundación Iberdrola España.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de