Firma del convenio
Firma del convenio

La  Parroquia Rural de Páramo  en Teverga y el  Fondo para la protección de los Animales  Salavajes (FAPAS)  firman un  acuerdo de colaboración para trabajar conjuntamente en  la  conservación de la biodiversidad a través del mantenimiento de las actividades tradicionales agrarias.
 
La Parroquia de Páramo de Teverga es una entidad territorial inferior al municipio o concejo (en Asturias), y está formada por los pueblos de Páramo y Villa de Sub, es propietaria de dos mil seiscientas hectáreas de territorios de un alto valor ambiental. Ambos pueblos poseen una  vocación  ganadera,  siendo aún  cinco los ganaderos que practican esta actividad profesionalmente con unas  cuatrocientas cincuenta cabezas de ganado.
 
Los montes de la Parroquia, conservan algunas de las mejores masas forestales de la Cordillera Cantábrica, especialmente de roble y haya, donde el urogallo aún es una especie presente  y reproductora.
 
El oso pardo, utiliza todos los años el territorio de la Parroquia que se encuentra en una situación estratégica del paso de esta especie entre los concejos de Somiedo, Teverga y Quirós.
 
El acuerdo alcanzado por el FAPAS con la Parroquia, pretende poner en marcha un  programa demostrativo  en el que se aplican técnicas de desarrollo rural con la conservación de la biodiversidad. El convenio ha sido firmado tras  la aprobación por la Junta Parroquial por unanimidad para que  el territorio tevergano pudiera desarrollar  el trabajo conjuntamente con el FAPAS.

Primera iniciativa en Asturias

Esta es la primera iniciativa que se produce en Asturias en donde  trabajadores del  sector ganadero de alta montaña, establecen un acuerdo con una organización conservacionista para  proteger su biodiversidad, especialmente el urogallo, especie que se encuentra en un proceso de pérdida de su población en toda la Cordillera Cantábrica.
 
El FAPAS ha  desarrollado un proyecto que  en breve plazo va a comenzar a ejecutarse y que consta de diversas actuaciones,  de las que se benefician directamente los habitantes de la Parroquia y muy especialmente  los  ganaderos. 

Reforestación de tierras agrarias abandonadas

Entre estas actuaciones se encuentran las  reforestaciones de tierras agrarias que se encuentran abandonadas, la mejora de pastizales de manera que se recuperen hábitats del urogallo como las arandaneras.  El programa, plantea una serie de mejoras de infraestructuras ganaderas, mangas de manejo o la recuperación para el territorio de la posibilidad de que vuelvan a él, los rebaños de ovejas trashumantes, lo que mejora la calidad de los pastizales de montaña.  



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de