Se trata de una iniciativa de marcado carácter educativo, que se centra en la sensibilización y la formación de voluntarios para la lucha contra la pérdida de la biodiversidad en el país. Esta iniciativa ha contado con la colaboración de Fundación Biodiversidad y Obra Social Caja Madrid.

Comité Español de la UICN

El Comité Español de la UICN ha llevado a cabo la gestión del proyecto en el aspecto técnico y de comunicación. Por ello, contactó con las organizaciones clave para abordar las diversas problemáticas que hace frente el proyecto. Entre las acciones de comunicación realizadas está la creación de un apartado web con la información del proyecto.

A continuación se detallan los proyectos que se han realizado en el marco del Año Mundial para la Diversidad Biológica.

Mediterrània-CIE

Esta organización se ha centrado en la construcción de una balsa para anfibios en el municipio tarraconense de Vilabella, con el fin de contrarrestar los efectos que la desaparición de estas plataformas causa entre estas especies. Tras su puesta en funcionamiento el pasado mes de marzo, al menos tres especies de anfibios han ido utilizando la balsa y las puestas se han ido sucediendo hasta el día de hoy. Éstas son el sapo corredor en un 70%, el sapo común en un 20% y la rana común en un 10%. En cuanto a otras especies de anfibios avistadas en la balsa se encuentra la ranita meridional, de la cual todavía no tenemos constancia de su reproducción.

CRAM

La Fundación CRAM para la Conservación y Recuperación de Animales Marinos, ha llevado a cabo un proyecto de detección, identificación y estudio de redes de pesca abandonadas en los fondos marinos para valorar su integración en el medio y la posible presión que están ejerciendo sobre él. El equipo de conservación de la Fundación, en colaboración con los pescadores, localizó un total de 6 redes hundidas en diferentes puntos de la costa catalana. Los técnicos de CRAM, con la ayuda de un voluntariado formado para el proyecto, llevaron a cabo un total de 18 inmersiones exploratorias dónde se tomaron datos e imágenes de las redes abandonadas para su estudio. Una vez evaluados los datos específicos de cada red, los técnicos determinaron que la opción menos dañina para el medio marino era no reflotarlas. Se pudo comprobar que en todas ellas existían comunidades marinas de interés y que las redes en cuestión tenían una movilidad muy reducida impidiendo que pudiesen navegar a la deriva causando daños en el ecosistema. Además, también se constató que las redes estudiadas no habían causado muertes por atrapamiento de fauna marina. No obstante, cabe señalar que en muchas ocasiones las redes fantasma pueden llegar a suponer una grave amenaza para la biodiversidad, y es muy importante hacer un seguimiento adecuado de esta problemática y proponer medidas para reducir el impacto en especies marinas y sus hábitats.

SEBICOP

La SEBICOP (Sociedad Española de Biología de la Conservación de Plantas) y la Comisión de Flora del Comité Español de la UICN están desarrollando una campaña de formación de voluntarios para el seguimiento de las poblaciones de la flora española protegida con cursos formativos y muestreos de flora protegida. Gracias a estas acciones se está creando una red de voluntarios capaces de recoger y aportar datos de calidad sobe las especies vegetales amenazadas en España.

Aula del Mar

Más de 300 voluntarios han colaborado en las acciones de limpieza y recuperación del litoral mijeño que ha desarrollado el Aula del Mar de Málaga en la playa del Chaparral. Así, se ha trabajado en la recuperación del estado natural y original de la playa, facilitando la reintroducción de fauna propia de la misma. Gracias a esta labor, están volviendo a la zona especies allí desaparecidas, como es el caso del chorlitejo patinegro, la lagartija colirroja, el eslizón común, o plantas como la azucena marina, el alelí de mar o la linaria pedunculada.

FCQ

También dentro del proyecto del Año Mundial para la Diversidad Biológica, Obra Social Caja Madrid ha colaborado con FCQ en su proyecto de reintroducción del quebrantahuesos en Picos de Europa.

FCQ llevó a cabo un campo de voluntariado para el seguimiento de la fase post suelta de dos ejemplares de quebrantahuesos en Picos de Europa. Mediante el mismo, se comprobó que “Leoncia y Deva”, como se ha llamado a los ejemplares, evolucionan favorablemente. Gracias al aporte suplementario de alimento realizado por FCQ y ganaderos de la zona las aves han permanecido asentadas en torno a la zona de suelta, teniendo comida suficiente para mantener un buen estado fisiológico en una de las fases claves de la reintroducción. La fijación de las aves al territorio de suelta una vez liberadas es clave para garantizar el éxito en la reintroducción, ya que de esta forma las aves identifican este territorio como su área natal, lo que conlleva una querencia futura por su marcada tendencia filopátrica. Por otro lado, FCQ realizó un taller con periodistas nacionales para dar a conocer el proyecto y difundir la importancia de recuperar esta especie en Picos de Europa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de