La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha soltado en aguas de la provincia de Málaga cinco tortugas bobas, las cuales han pasado distintos periodos en un centro especializado localizado en la capital malagueña restableciéndose de problemas como heridas, dificultades relacionadas con la flotabilidad, debilidad o abundancia de parásitos. El consejero, José Juan Díaz Trillo, ha asistido al acto y ha informado de que los ejemplares habían sido recogidos en distintos puntos del litoral andaluz y que, tras su suelta, aún permanecen en fase de recuperación 9 ejemplares de esta especie en centros pertenecientes a la Junta de Andalucía.

De las cinco tortugas liberadas, una ingresó para su recuperación en el año 2006, otra el pasado 2009 y el resto a lo largo del presente 2010; mientras que su localización se produjo en un caso en la provincia de Málaga, otra en Granada, y tres en Almería. A pesar de las distintas edades, tamaños y seriedad de sus afecciones, la suelta se produce una vez confirmada la completa recuperación de todos los ejemplares y aprovechando que en esta época del año el agua del mar presenta la temperatura idónea para llevar a cabo esta actuación.

28 tortugas de las 130 recuperadas siguen con vida en lo que va de año

Díaz Trillo ha destacado durante su intervención la labor realizada por el equipo de emergencias frente a varamientos de cetáceos y tortugas marinas de la Consejería de Medio Ambiente, cuyos miembros han atendido en lo que va de año un total de 130 tortugas bobas a lo largo de la costa andaluza. De éstos,  28 ejemplares permanecían aún con vida, por lo que han sido ingresadas en diversos centros para su tratamiento, recuperación y posterior devolución al medio natural. Asimismo, el consejero ha querido agradecer la colaboración activa desarrollada por la Red de Voluntariado del Litoral Andaluz, “que ha prestado un importante apoyo a la labor llevada a cabo por los agentes de Medio Ambiente”.

El titular de Medio Ambiente también ha subrayado la labor que realiza el Aula del Mar que entre los años 1994 y 2007 ha atendido un total de 3.411 casos de varamientos de tortugas y mamíferos marinos en Andalucía. Por provincias, Díaz Trillo ha destacado la elevada incidencia de estos episodios en Málaga (33% de los casos), provincia a la que siguen Almería (28%) y Cádiz (23%). En total, el 28% por ciento de las actuaciones corresponde a animales que permanecían con vida, mientras que el 72% restante se ha realizado sobre individuos que han aparecido muertos en las costas. La media anual de casos se sitúa en torno a los 350 animales, una cifra que permanece estable desde el año 2002.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de