La evaluación más reciente sobre los mamíferos del Mediterráneo indica que uno de cada seis está amenazado de extinción a nivel regional, según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN) de especies amenazadas.

El estudio ha evaluado la situación de 320 mamíferos de la región, con excepción de ballenas y delfines. Los resultados desprenden que el 3% están en peligro crítico de extinción, el 5% en peligro, y el 8% son vulnerables de serlo. Además, un 8% están casi amenazados y un 3% están extintos o extintos a nivel regional.

Animales más amenazados

La foca monje del Mediterráneo (Monachus monachus) y el lince ibérico (Lynx pardinus) se hallan en peligro crítico de extinción. Debido a esta situación, el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN, que tuvo lugar en Barcelona, instó a “una acción internacional para preservar sus hábitats naturales”.

Además de estas dos especies, los ciervos, los conejos y liebres están “especialmente amenazados”. Ocho especies pertenecientes a estos grupos de hervívoros y carnívoros, entre los que se encuentran el gamo persa (Dama mesopotamica) y el hipopótamo común (Hippopotamus amphibious), ya se “han extinguido en la región mediterránea”, señala el estudio.

Por otra parte, el estudio muestra que roedores, murciélagos, musarañas, erizos y topos, que “constituyen la mayoría de los mamíferos del Mediterráneo”, tienen cada vez “más dificultades para sobrevivir” a causa de la “destrucción y el deterioro de su hábitat por la agricultura, la contaminación, el cambio climático y la urbanización”.

¿Cuál es la amenaza principal?

Según Annabelle Cuttelod, miembro de la UICN y coautora del informe: “La amenaza principal es la destrucción de los hábitats, que afecta al 90% de las especies amenazadas”. Para garantizar la biodiversidad de la zona del mediterráneo, Cuttelod propone “una acción internacional para la protección de las áreas críticas y preservación de hábitats naturales”.

En relación a esta biodiversidad de mamíferos, el estudio estima que “es mayor en las zonas montañosas de la región”, con concentraciones de especies amenazadas “particularmente altas” en las montañas de Turquía, el Levante, y el noroeste de África. Por otra parte, el informe advierte que a pesar de que el Sahara cuenta con una gran riqueza de especies, “una gran parte” están amenazadas.
 
Soluciones para garantizar la supervivencia

Según Helen Temple, coautora del estudio, considera que para garantizar la supervivencia de los grandes mamíferos herbívoros y carnívoros en el Mediterráneo se debe “restaurar los hábitats y la cadena alimenticia". Además, insta a “mejorar la gestión de las áreas protegidas y la aplicación del cumplimiento de las leyes relativas a la caza.”



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de