Este programa, llamado "Ninhos Artificiais na Conservação do Abutre-Preto e outras Rapinas Arborícolas", se está desarrollando el país vecino y se enmarca en el proyecto Life+ "Promoçao do Habitat para o Lince-Iberico e do Abutre-Preto (buitre negro) no Sudeste de Portugal",

Los responsables del proyecto luso han mostrado su interés por seguir valiéndose en próximas actuaciones de la experiencia adquirida en Andalucía en los últimos diez años sobre la conservación del buitre negro, cuyo logro más significativo tuvo lugar en mayo, cuando la especie pasó a un grado inferior de amenaza: de estar “en peligro” a “vulnerable”. Portugal ha solicitado al Programa para la recuperación de aves necrófagas en Andalucía la continuidad en el asesoramiento cuando se vayan a colocar los nidos, aportando los técnicos de Medio Ambiente sus experiencias y conocimientos en la elección de los árboles y parajes más apropiados.

En el taller, celebrado en el municipio de Mourão, los técnicos andaluces dirigieron una ponencia titulada "Reconstrucción de nidos de buitre negro en mal estado e instalación de nidales artificiales en Andalucía (España)", y posteriormente procedieron a asesorar y supervisar la colocación de un nido artificial de buitre negro traído desde Andalucía. La instalación de este nido corrió a cargo de operarios portugueses y se realizó sobre un pino piñonero de un monte del Ayuntamiento de Amareleja, localidad cercana a la Estación Biológica de Garducho.

Instalación del nido

La actuación tuvo carácter demostrativo, el nido fue instalado en un lugar no definitivo, con vistas a organizar en el paraje visitas de escolares de los alrededores y, especialmente, de propietarios de las fincas donde en un futuro se instalarán definitivamente los nidos artificiales que contempla el proyecto. Una vez finalice la temporada actual de monterías, el nido andaluz también será trasladado a su emplazamiento definitivo en una de estas fincas.

En Andalucía los técnicos del Programa de Recuperación de aves necrófagas trabajan en estrecha colaboración con los de otros programas. Para el seguimiento intensivo de todas las actividades que se desarrollan en el medio que ocupa esta rapaz utilizan diversas herramientas, entre ellas y desde la temporada reproductora de 2006, el mismo tipo de cuaderno de campo, con el objetivo de perfeccionar el control de los nidos de esta especie. Este instrumento de trabajo ha servido para sistematizar la recogida de datos relativos a la ubicación de la plataforma, las observaciones de campo y los rasgos propios de cada miembro de las parejas objeto de estudio, durante los recorridos de visita de campo a nidos conocidos y parajes que pudieran albergar plataformas no registradas.

En 2010 se han censado 299 parejas de buitre negro en Andalucía, que representan entre el 12 y el 16% de las parejas españolas, que siguen nidificando desde la década de 1980 entre Sierra Pelada (Huelva), Sierra Norte (Sevilla), Sierra de Andújar (Jaén) y Sierra de Hornachuelos (Córdoba) fundamentalmente. Las puestas han tenido un incremento moderado en los últimos años, y en 2010 ascienden a 152 los volantones censados, lo que marca un nuevo máximo histórico en Andalucía, superando en un 5% la cifra récord establecida el año pasado (145 volantones). El área de reproducción del buitre negro en Andalucía se estima en algo menos de 77.000 hectáreas, que suponen casi el 0,9% de la superficie total de la comunidad autónoma.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de