Por otra parte, tras el análisis de los datos de la Unidad de Patología infecciosa y de la Unidad de Biología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura en los que se recomienda evitar el contacto o interacción entre las especies cinegéticas de caza mayor y la ganadería doméstica en relación con la tuberculosis bovina, se incluyen determinadas medidas en esta materia que afectan al control de las poblaciones del ciervo, gamo y jabalí.

En cuanto a las zonas de emergencia cinegética declaradas, son las siguientes: 

  • En la zona de Monfragüe, en los términos municipales de Malpartida de Plasencia, Jaraicejo, Casas de Miravete, Serrejón, Toril, Torrejón el Rubio, Serradilla, Casas de Millán, Higuera.
  • En la zona del Tajo, en Membrío, Carbajo, Herrera de Alcántara, Santiago de Alcántara, Alcántara, Brozas y Cedillo.
  • En la zona de Sierra de San Pedro-Salor, en Cáceres, Aliseda, Herreruela, Salorino, San Vicente de Alcántara, Alburquerque y Valencia de Alcántara.
  • En la zona de Villuercas-Ibores-Las Jaras, en Alía, Villar del Pedroso, Castañar de Ibor, Mesas de Ibor, Deleitosa, Bohonal de Ibor, Carrascalejo, Fresnedoso de Ibor, Robledollano, Navalvillar de Ibor, Valdelacasa de Tajo, Peraleda de San Román y Garvín.
  • En la zona de Siberia, en el término municipal de Herrera del Duque.
  • En la zona de Navalmoral, en El Gordo, Almaraz y Campillo de Deleitosa.
  • En la zona de Coria, en Zarza la Mayor, Moraleja, Cachorrilla y Cilleros.
  • En la zona de La Vera-Jerte, en Jarandilla de la Vera, Losar de la Vera, Viandar de la Vera, Talaveruela de la Vera, Valverde de la Vera, Villanueva de la Vera, Madrigal de la Vera, Jerte y Tornavacas.
  • Y, por último, en la zona sur de Badajoz, en el término municipal de Monesterio.

Además, se incluyen una serie de áreas, donde no existe aprovechamiento de caza mayor, donde los cotos incluidos en ellas, previa solicitud, se podrán autorizar esperas de jabalís para evitar daños a cultivos agrícolas. También se autorizarán esperas de jabalí con la finalidad de controlar sus poblaciones y evitar daños a las especies de caza menor.

La vigencia de la resolución será para la temporada 2014/2015, pudiendo prorrogar su vigencia para la temporada 2015/2016 si no hubiese entrado en vigor otra nueva resolución.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de