El Gobierno aprobó el pasado viernes en Consejo de Ministros un Real Decreto con medidas para proteger la avifauna contra los choques y su electrocución en líneas eléctricas de alta tensión en Zonas de Especial protección para las Aves (ZEPA).

Este nuevo Real decreto deroga al 263/2008, de 22 de febrero con el fin de subsanar el defecto de forma que contenía relacionado con su notificación previa a la Comisión Europea por su contenido técnico.

El objetivo de este Real Decreto es reducir el riesgo de muerte por electrocución y colisión de las aves contra líneas de alta tensión a través de dos tipos de medidas de protección: medidas contra la colisión de las aves y medidas contra la electrocución. Ambos tipos de medidas se aplican, con carácter general a las líneas eléctricas aéreas de alta tensión de nueva construcción y a sus modificaciones.

Así, se establece que las medidas de colisión serán de aplicación voluntaria y se prevé un régimen transitorio de adaptación para las instalaciones que tengan el proyecto pendiente de aprobación o que teniendo el proyecto aprobado aún no hayan entrado en funcionamiento.

Los ámbitos de aplicación de los planes de recuperación y conservación para las especies de aves incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas o en los Catálogos autonómicos; y las áreas prioritarias de reproducción, alimentación, dispersión y concentración local de aquellas especies de aves incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, o en los catálogos autonómicos, cuando dichas áreas no estén ya comprendidas en los anteriores supuestos.

Se calcula que varias decenas de miles de aves mueren cada año en España debido a la mortalidad provocada por los tendidos eléctricos, acarreando al mismo tiempo estas anomalías cortes e irregularidades en la distribución eléctrica.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de