El Congreso de los Diputados aprobó el miércoles en el seno de la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca una iniciativa que insta al Gobierno a reconocer a los grandes simios derechos de los que hasta ahora sólo gozan los seres humanos, como son el derecho a la vida, a la libertad individual y a no ser torturados.

Se trata de una Proposición no de Ley presentada por el grupo parlamentario de ERC-IU-ICV por la cual España deberá adherirse al proyecto "Gran Simio" en un plazo máximo de cuatro meses. Cuando forme parte del proyecto, el ejecutivo español tendrá un nuevo plazo, esta vez de un año, para adecuar las leyes españolas a sus principios.

El proyecto "Gran Simio", que defiende una declaración de la ONU sobre los derechos de estos primates, matiza en su web oficial que no pretende que se les considere humanos, sino homínidos. En esta línea, el diputado socialista Emilio Amuedo destacó que "no se habla de asemejar derechos de grandes simios con humanos", sino de "conservar una especie".

Todos los grupos parlamentarios votaron a favor de la iniciativa, salvo el PP, que pidió la votación separada del reconocimiento de los tres derechos concretos que prevé la organización internacional. Su portavoz, Raquel Arias, consideró que "no es serio ni pertinente equiparar en derechos a humanos y animales", algo que se hace, alegó, al entregarles la protección moral de los hombres.

España no será el primer país que de trato especial en cuestión de derechos a los grandes simios. Actualmente, en Nueva Zelanda la ley prohíbe expresamente su encierro en zoológicos, y en otros países no es posible experimentar con estos primates.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de