El Parque Natural de Sierra Helada en la Bahía de Altea (Alicante) dispondrá este año de escuchas submarinas para detectar los cetáceos que viven en su entorno de más de 5.700 hectáreas. Ayer se reunió en Altea la junta rectora del parque para dar cuenta, en asamblea general, del balance de gestión de 2007 y los proyectos y presupuesto para este año, que asciende a 1,3 millones de euros.

El director del parque natural, Eduardo Mínguez, señaló que en sus tres años de existencia, " existen parámetros que indican algunas recuperaciones claras de animales como una colonia de garcetas comunes en la isla de Benidorm, que desde 2007 ya tienen crías, o la detección de familias de delfines mulares y listados en el entorno, además de que el parque está utilizándose para recuperar a las tortugas bobas que han caído en las redes de los pescadores por accidente".

Mínguez indicó que junto a la Universidad de Valencia, "tenemos una red de avistamiento de delfines", y anunció que para este año "hay un proyecto con unas técnicas de microfonía submarina para detectar los cetáceos del parque natural". Por otro lado, confirmó que el Parque Natural de Sierra Helada-Bahía de Altea "es, según la Consellería de Medio Ambiente, el más visitado de la Comunidad Valenciana con una media de 140.000 visitantes al año de los que 40.000 son turistas náuticos y de buceo deportivo", dado que después de Cataluña "somos el segundo punto de España con más peso en el buceo, donde se realizan aproximadamente 60.000 inmersiones al año".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de