El anuncio llega después del acuerdo alcanzado en territorio europeo de frenar la pesca con fines mercantiles de otras dos especies de escualos: la mielga y cailón. La forma de protección se basa en la inclusión de los tiburones en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora silvestres.

El CITES es un acuerdo internacional concertado entre los gobiernos. Tiene por finalidad velar por que el comercio internacional de animales y plantas silvestres no constituye una amenaza para su supervivencia. Y preservarlos de peligros en la destrucción de sus hábitat capaces de poner en serio riesgo de supervivencia a las especies.

En el caso de las especies comerciales, la restricción se encamina a lograr unas prácticas y cupos de captura que no comprometan las poblaciones. Que se rijan por criterios de sustentabilidad, que permita preservar estas especie para las generaciones venideras. La inclusión en el Apéndice II aseguraría que sólo entraran en el comercio internacional las capturas de pesquerías gestionadas de forma sostenible. Los países que quisieran exportar estas especies deberían expedir un permiso que demostrara que el comercio no va en detrimento de su futuro.

Las propuestas presentadas se considerarán para su adopción en la reunión de la Conferencia de las Partes, que se llevará a cabo en Doha (Qatar) en 2010.

Especies migratorias

Estos avances de la UE y de EE UU ponen de manifiesto, afirman los ecologistas, “la cada vez mayor conciencia que existe sobre la urgente necesidad de adoptar medidas globales” que aseguren la conservación de los tiburones. "Si bien las iniciativas nacionales son enormemente importantes, también se debe tratar estos aspectos a escala regional y mundial", señala Xavier Pastor, director de Oceana Europa. "Los tiburones son migratorios y nadan de país a país. Se pueden capturar en un océano y desembarcarse en otro al otro lado del mundo. Los productos derivados de ellos, como la carne y especialmente las aletas, son objeto de comercio internacional. CITES es el instrumento necesario para regular este comercio y asegurar el futuro de estas especies".

Prohibiciones en España

España no queda fuera de la tendencia global de cercar las prácticas dañinas para la supervivencia de especies de tiburones. La orden ministerial que entrará en vigor el 1 de enero prohíbe “la captura, desembarco y comercialización” de tiburones martillo y zorro. La norma se aplicará a la flota española en su totalidad, independientemente de dónde operen los barcos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de