El estado australiano de Tasmania ha incluido al diablo de Tasmania, Sarcophilus laniarius, en la lista de especies amenazadas. Este animal carnívoro perteneciente al orden de los marsupiales, vive sólo en la isla de Tasmania.

El conocido depredador que se convirtió en un icono popular graciasa a los dibujos animados de la Warner se ve amenazado por una enfermedad contagiosa, que le provoca un tipo de cáncer.

Los investigadores australianos señalan que la falta de diversidad genética ha provocado que los diablos de Tasmania sean incapaces de activar sus defensas inmunológicas contra el cáncer facial que está diezmando las poblaciones de este marsupial único.

El tumor devora el morro y el cuello de los diablos de Tasmania lo que finalmente les impide alimentarse. En general, una vez que se manifiesta este cáncer mueren al cabo de seis meses.

El tumor facial incurable ha acabado en los últimos diez años con el 60 por ciento de estos marsupiales. Tasmania espera que el gobierno australiano destine fondos para la protección de esta especie endémica.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de