Palomas
Ejemplares de paloma Turqué y Rubiche/ A Martín

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha diseñado un método de análisis molecular de especies, que se ha utilizado por primera vez en aves y que permitirá el estudio de poblaciones reducidas y amenazadas. La técnica de análisis se ha aplicado en la identificación de los excrementos de especies del mismo género (congenéricas) que ocupan el mismo hábitat (simpátricas). En concreto, la nueva metodología ha permitido identificar molecularmente las dos palomas endémicas y amenazadas de Canarias: Turqué (Columba bollii) y Rabiche (Columba junoniae).

Uno de los autores del estudio, Manuel Nogales, que trabaja en el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (CSIC), en Tenerife, explica: “La aplicación de esta metodología permitirá el análisis de la dieta, la distribución o el uso del hábitat en especies que presentan poblaciones reducidas o amenazadas, una situación que acontece con relativa frecuencia en ecosistemas insulares”.

La nueva técnica, cuyo diseño ha sido publicado en la revista Ibis, está basada en un método no invasivo, el análisis de los excrementos, que no requiere la captura de las palomas, de conducta bastante elusiva, lo que permite que durante su estudio no se altere la actividad diaria natural de estas aves amenazadas. “El análisis molecular resulta especialmente útil para la identificación y diferenciación de dos especies de paloma altamente emparentadas por vivir en el mismo hábitat. Por ejemplo, nos es útil saber cómo se distribuyen en el territorio o si están compitiendo por el mismo recurso alimentario, para poder desarrollar estrategias de conservación”, subraya Nogales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de