Por F.T

redacción@ambientum.com

En 2006 comenzó el programa vía satélite en el Parque Nacional de Cabañeros (Ciudad Real) para el buitre negro (Aegypius monachus), incluido en la categoría de especie en peligro de extinción.

Se instalaron radiotransmisores a once ejemplares seleccionados, nueve polluelos y dos ejemplares adultos.

Los radiotransmisores fueron instalados por especialistas y sin causar ningún daño al ave, con el objetivo de dar a conocer las conductas y ubicaciones de los ejemplares seleccionados. De esta forma pudimos conocer su dispersión desde el mismo momento que abandonan el nido.

Con los datos recopilados se ha conseguido profundizar sobre la tendencia dispersiva de los individuos jóvenes, en sus diferentes etapas hasta la madurez. Del mismo modo ha revelado datos sobre las causas de su mortalidad.

Según Manuel Carrasco, director del parque desde el cual se promovió la iniciativa y la puesta en marcha del proyecto, los resultados servirán para ayudar a configurar los planes de conservación del buitre negro tanto en Cabañeros como en otras comunidades y países donde la especie se distribuye.

Entre las conclusiones obtenidas, se ha visto como los individuos jóvenes desarrollan la filopatría (se alejan de la zona donde nacieron y en los años posteriores van volviendo a su lugar de nacimiento, para buscar pareja y criar).

La población actual del buitre negro dentro del parque, según el último censo realizado es de 210 parejas reproductoras.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de