De los 350 huevos de los que se disponía inicialmente, han nacido 297 crías, lo que supone un “éxito de eclosión del 85%”, afirma un portavoz del centro.

El litoral almeriense es "ideal" para la incubación de la especie

Los ejemplares permanecerán durante un año en el Centro de Gestión hasta que puedan ser liberados. Esta nueva suelta, afirma un representante de la Consejería, “se realizará el próximo verano frente a las playas donde se ha producido su nacimiento”. El nacimiento de estas tortugas ha permitido evidenciar, afirma la consejería de medio ambiente, la “alta calidad ambiental del ecosistema del litoral almeriense para la incubación de esta especie marina”. 

Esta capacidad de las playas almerienses para favorecer la incubación de los huevos de tortuga se debe, según el mismo  portavoz de la Junta, “al tamaño de grano de la arena, su aireación, la anchura de la playa o la temperatura".

Cortos períodos de incubación favorecen  la producción de hembras

Medio Ambiente añade que la importancia de estos factores radica en que “favorecen períodos de incubación muy cortos, asegurando de esta manera la producción de hembras”. 

El hecho de que nazcan más hembras que machos es muy importante para la supervivencia de esta especie. Según la Consejería, cuando las hembras “alcancen su madurez sexual tras 15 ó 20 años, volverán a realizar las puestas”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de