A principios de año saltó a los medios el caso de 6 tigres pertenecientes al Circo Universal que llevaban 6 años en estado de semi-abandono hacinados en un deteriorado remolque de camión en la localidad de Cunit (Tarragona). Dos de estos seis tigres fueron trasladados el pasado mes de agosto a un Parque Safari de Madrid donde representantes de FAADA les han hecho un seguimiento en dos ocasiones.

Los dos ejemplares que están a la espera de ser reubicados, son los más ancianos (tienen entre 13 y 14 años) y no se encuentran en buen estado físico aparente; uno muestra dificultades para andar y otro para respirar. FAADA y la entidad británica experta en Fauna Salvaje The Born Free Foundation vienen ofreciendo desde hace meses reiterada y gratuitamente los servicios de veterinarios expertos en grandes felinos, aunque estas ofertas han sido ignoradas. A fecha de hoy las únicas pruebas veterinarias que se han realizado a estos animales son analíticas de sangre generales. Es imprescindible un diagnóstico completo de los animales para conocer su estado de salud y saber qué posibilidades se pueden contemplar para su traslado y re-ubicación.

El trabajo de un año

FAADA ha estado trabajando para encontrar la mejor solución para estos tigres desde hace más de medio año. A pesar de haber logrado encontrar diversos centros de rescate de felinos que aceptaran a estos animales, las administraciones han preferido ignorar estas ofertas. Las entidades de protección de los animales estábamos dispuestas a hacer el sobreesfuerzo de recaudar los más de 25,000 € que hubiera supuesto el traslado de estos animales a los santuarios.

En caso de que las administraciones desestimaran el traslado a la India propuesto por la fundación, FAADA ha encontrado otra solución más cercana y económica para estos animales en un Safari español, el cual ya dispone de otros tigres en sus instalaciones y que se ha ofrecido a acoger a estos animales por el tiempo que les puede quedar de vida. El centro dispone de un espacio de más de 2,000 metros cuadrados donde podrían pasar el resto de sus vidas en semi-libertad, con mejor bienestar y dignidad. 

La Fundación FAADA denuncia también que dos de los cuatro tigres enviados al Safari de Madrid (el macho más joven y la hembra) se entregaran sin esterilizar. Debido a su facilidad para procrear y la falta de control sobre su reproducción, existe una superpoblación de estos animales en parques zoológicos y safaris, hecho que queda de manifiesto en la dificultad que han tenido, tanto las administraciones como nuestra Fundación para encontrar un centro que pudiera acoger estos animales tanto nacional como internacionalmente. Laura Riera, responsable de Fauna Salvaje de FAADA alega que “entregando estos animales sin esterilizar, la administración fomenta la cría descontrolada y lejos de erradicar el problema de la sobrepoblación de felinos en cautividad, lo agrava. Esto deja de manifiesto, una vez más, la falta de centros de rescate oficiales para animales decomisados.”



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de