La operación dio comienzo a finales de enero de 2011, cuando la Unidad Central Operativa Medioambiental (UCOMA) del SEPRONA de la Guardia Civil tuvo conocimiento de la posible existencia de la práctica de actividades expoliadoras en algunos nidos de la provincia de Ciudad Real, con posibles conexiones ajenas a esa provincia.

El dispositivo desplegado pudo constatar la existencia de una red de personas aficionadas a la práctica de la cetrería o, simplemente, a coleccionar rapaces en sus domicilios que podrían estar llevando a cabo este tipo de actividades.

Los miembros de la red, asentados en Ciudad Real, Sevilla, Málaga, Córdoba, Jaén, Murcia, Vizcaya, Pontevedra y Oviedo tenían diferentes grados de implicación, dedicándose algunos de ellos al expolio directo en los nidos de las diferentes especies objeto de su interés. Otros elaboraban documentos para “amparar” a los ejemplares con documentos de especimenes fallecidos y con anillas identificadoras alteradas o cambiadas y otros encargados de las falsificaciones de esos documentos y anillas.

Para conseguir las pruebas físicas de las irregularidades de esta actividad, se ha procedido al registro de diversos domicilios así como de distintos locales.

“Proyecto de Recuperación del Águila Imperial”

En el transcurso de la investigación se pudo comprobar la relación de algunas de estas personas con el “Proyecto de Recuperación del Águila Imperial” y que igualmente podrían haber expoliado nidos de Águilas Imperiales para presentar los polluelos como obtenidos en el Centro gestionado por los detenidos, logrando mantener así el aporte de subvenciones.

Algunas organizaciones proteccionistas denuncian también que se producían irregularidades técnicas que podrían haber ocasionado la muerte de las águilas al tratar de reintroducirlas en el medio natural. En este sentido se ha podido constatar que, incluso, se produjo un error de bulto al sustraer de un nido un ejemplar de Águila Real en lugar de Imperial.

Entre las especies afectadas se encuentran águilas harris, halcones canarios, halcones peregrinos, cernícalos, cernícalos americanos, azores, gavilanes bicolor, gavilanes europeos, híbrido de esmerejón y peregrino, búhos, búhos stryx, autillos, mochuelo boreal, gerifaltes, híbrido de gerifalte con sacre, aunque existen otros especímenes híbridos pendientes de catalogar.

También se ha intervenido, entre otras cosas, más de 1.500 anillas de diversos tamaños, numeradas y sin numerar, y 14.050 Euros en efectivo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de