Han detectado una alta mortalidad de aves rapaces protegidas en el parque eólico Ávila situado en término de la capital de provincia. Esta instalación eólica ha sido revisada dentro de la campaña de vigilancia que ha puesto en marcha la asociación conservacionista, al objeto de localizar rapaces accidentadas en parques eólicos y en tendidos eléctricos en el sureste de la provincia de Ávila.

El parque Ávila consta de 18 aerogeneradores y pertenece a la compañía Energías de Portugal (EDP). En dos revisiones llevadas a cabo en los meses de julio y agosto se han encontrado los restos de 8 rapaces, en concreto, 5 buitres leonados, 1 buitre negro, 1 milano real y 1 águila ratonera. La mayor parte de los restos correspondían a animales muertos recientemente, lo que refleja una alta tasa de accidentalidad sobre todo teniendo en cuenta el escaso número de máquinas que posee esta instalación.

La localización de las rapaces muertas pondría de manifiesto por otra parte las deficiencias en el seguimiento ambiental del parque eólico. Resulta llamativo que se acumulen tantos cadáveres sin retirar en una instalación que se supone ha de ser revisada periódicamente y en la que el promotor debe alertar al Servicio Territorial de Medio Ambiente si se producen colisiones de especies protegidas.

Ante la gravedad de los hechos que afectan, entre otras, a especies protegidas como el milano real, declarada en peligro de extinción, y el buitre negro, declarada especie vulnerable, el Colectivo Azálvaro ha realizado una denuncia ante el Seprona de la Guardia Civil. También se ha dado traslado de los hallazgos al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila al que se le ha solicitado información sobre los datos de colisiones de años anteriores y del seguimiento ambiental de los parques eólicos.

En una primera valoración de los hechos, el Colectivo Azálvaro constata que la mortalidad de rapaces protegidas en parques eólicos en el sureste de la provincia de Ávila sería mucho mayor de la que se sospechaba. El Colectivo ha encontrado rapaces muertas en otros parques y en julio de 2013 SEO/Birdlife denunció la muerte en un parque eólico de las Navas del Marqués de un buitre negro marcado dentro del programa de conservación de esta especie que se lleva a cabo en el Parque Nacional del Guadarrama.

Conviene recordar que en el sureste de Ávila se concentran gran número de parques eólicos y tendidos eléctricos peligrosos entorno a una comarca, la del Campo Azálvaro, donde hay una gran variedad y abundancia de rapaces carroñeras, precisamente las especies más susceptibles de accidentarse con aerogeneradores y tendidos eléctricos. Esta zona, además, se ha declarado ZEPA de la Red Natura 2000 por la importancia estratégica que presenta para esta comunidad de aves.

En el sureste de Ávila hay 11 parques eólicos con un total de más de 200 aerogeneradores, por lo que es de suponer que la mortalidad encontrada en el Parque Eólico Ávila es sólo la punta del iceberg de los accidentes con especies protegidas que se producen. Seguramente sean decenas, cuando no centenares, las rapaces que mueran accidentadas cada año en los parques eólicos de Ávila, por lo que se requeriría medidas urgentes para conocer el verdadero alcance del problema y poner en marcha medidas que lo palien. Entre ellas, la parada de los parques o de los aerogeneradores que produzcan mayor número de muertes.

Con su campaña, denuncias y escritos, el Colectivo Azálvaro pretende que se esclarezca el impacto que sobre las aves carroñeras están provocando los parques eólicos y si tanto las empresas eólicas como el Servicio Territorial de Medio Ambiente están cumpliendo con los programas de vigilancia ambiental y con la aplicación de medidas correctoras para reducir la mortalidad de especies protegidas.

Colectivo Azálvaro

Entidad conservacionista sin ánimo de lucro que tiene como fin la protección, conservación y divulgación de las aves carroñeras y sus hábitats. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de