Gracias a un trabajo del IEO en la Reserva Marina de las Islas Columbretes Lucía González-Vicente, becaria FPI del Centro Oceanográfico de Baleares del IEO, bajo la dirección de investigadora Raquel Goñi y junto a los científicos del mismo centro David Díaz y Sandra Mallol, han publicado en la revista Fisheries Research un trabajo en el que se determina la probabilidad de pérdida de la marca externa empleada en estudios de ecología y dinámica de poblaciones de la langosta europea Palinurus elephas.

Los métodos de marcado-recaptura, comúnmente empleados en estudios de dinámica de poblaciones animales, se basan en el supuesto de que todos los animales marcados son reconocibles. Sin embargo diferentes procesos, -como la muda en los crustáceos-, pueden producir la pérdida de la marca. En este trabajo se estima la probabilidad de pérdida de la marca externa de tipo T-bar en la langosta europea a partir de un experimento de doble marcado realizado en la Reserva Marina de las islas Columbretes.

Durante cuatro campañas consecutivas (1999-2002) se capturaron, marcaron con doble marca y liberaron 2486 langostas. Se analizó la proporción de langostas recapturadas con dos o con una sola marca durante los siguientes 10 años y se estimó así la tasa de pérdida de marca a largo plazo, resultando ser de un 6.8% anual en machos y en 5.0% en hembras.

Éste es el valor más bajo de los estimados para especies similares, lo que indica la idoneidad de este método de marcado en estudios poblacionales a largo plazo, como es el caso de oblaciones protegidas en reservas marinas. La tasa de pérdida de marca es superior en machos y en ejemplares de pequeña talla debido a su mayor tasa de crecimiento y por tanto de muda, lo que corrobora que la muda es el principal proceso responsable de la pérdida de marca. En el estudio además, se simulan y discuten los efectos de asumir que no existe pérdida de marca sobre las estimaciones de parámetros poblacionales como la supervivencia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de