Coca-Cola España acaba de incorporarse a la WWF Red Ibérica de Comercio Forestal, una alianza de WWF con casi una veintena de empresas en España y Portugal. Su objetivo es mejorar la gestión de las masas forestales, frenar las talas ilegales y promover la conservación de los bosques más amenazados, a través del consumo responsable de productos forestales. Al unirse a esta iniciativa, la compañía se compromete a dar prioridad en sus compras a los productos de madera y papel de origen social y ambientalmente responsable, certificados por sistemas como el FSC (Forest Stewardship Council). Así, las etiquetas de las bebidas, el mobiliario de oficina o el papel de su publicidad contarán progresivamente con la garantía de este sello.

La compañía, de la mano de WWF, implantará un Programa de Compra Responsable de productos forestales que se aplicará gradualmente a los diferentes materiales como las etiquetas de las bebidas, los embalajes, los envases de cartón (bricks), los materiales de promoción en los puntos de venta y el papel de oficina.

Apuesta por la protección del medio ambiente

Según Juan Carlos del Olmo, Secretario General de WWF España, “El compromiso adquirido por Coca-Cola supone una gran contribución a la gestión social y ambientalmente responsable de las masas forestales, y un ejemplo a seguir por otras empresas”.

Para Pedro Antonio García, Director de Relaciones Externas y Comunicación de Coca-Cola España, “Coca-Cola lleva varios años trabajando activamente, de la mano de WWF España en el cuidado y protección del medio ambiente. Este nuevo acuerdo es un paso más en nuestro compromiso de ser una empresa medioambientalmente responsable y con el que esperamos poder colaborar en la conservación de los bosques”.

WWF recuerda que en España existe un gran déficit en gestión forestal y que el 3% de la fibra de celulosa que se usa en nuestro país para la fabricación de papel y el 16% de la madera importada procede de regiones donde las talas ilegales son prácticas habituales, e insta a los grandes consumidores a que sigan el ejemplo de Coca-Cola. Con esta nueva incorporación, WWF España espera poder incentivar directamente la gestión sostenible de unas 3.000 hectáreas forestales al año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de