Una cría de delfín que estaba demasiado débil para nadar después de haber quedado atrapada en unas redes de pesca se ha salvado gracias a un chaleco salvavidas hecho a medida, anunció el martes el personal de un acuario japonés.

El acuario de Umitamago, en la isla de Kyushu, en el sur de Japón, rescató al delfín tras recibir en febrero una llamada de un barco de pesca diciendo que el animal se había quedado atrapado en sus redes. La cría de delfín de morro largo estaba tan débil que ni siquiera podía flotar por sí misma en el pozo del barco de pesca.

Los trabajadores del acuario tuvieron la idea del chaleco durante su recuperación, después de acabar agotados manteniéndola a flote en una piscina.

"Estaba tan floja que dos de nuestros buceadores tenían que sujetarla desde abajo en una piscina", dijo el responsable del equipo de mamíferos de Umitamago, Toru Kumashiro. "Fue muy difícil. Durante cinco días, tuvimos que turnarnos para sostenerla a todas horas".

Gracias a un flotador hecho con poliestireno y boyas de natación, que le permitía utilizar las aletas, la cría pudo recuperarse lo suficiente como para nadar por sí misma en nueve días, afirmó Kumashiro. Una fotografía del acuario la mostraba llevando el "chaleco".

"Ahora está nadando por aquí con mucha energía", comentó el científico. El delfín fue presentado al público por primera vez la semana pasada, y se ha invitado a los visitantes a buscar un nombre para ella.

El acuario tiene previsto quedarse a su nueva adquisición y estudiarla en colaboración con el Instituto de Investigación de Cetáceos.

"Aún no hay muchos datos sobre delfines de morro largo. Espero que podamos hacer una aportación", concluyó Kumashiro.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de