Cazadores cazados

Operación Almanzor

Medio centenar de cazadores furtivos pertenecientes a una red de caza ilegal muy organizada han sido detenidos por la Guardia Civil en la Operación Almanzor. Muchos de estos cazadores ya habían sido detenidos por los mismo motivos en la Operación Chupete realizada en 2004.

En la operación la Guardia Civil ha incautado revólveres, arcos, pistolas, silenciadores, ordenadores, grandes cantidades de dinero además de centenares de trofeos de especies protegidas entre los que se encuentran incluso 3 leones, ejemplares de cabra hispana, gamos, avutardas…

La red se encargaba de preparar cacerías furtivas a clientes que querían cazar animales prohibidos o con unas características especificas pagando un precio muy inferior al que les costaría siguiendo la vía legal. La captación de clientes se realizaban mediante anuncios y mensajes encubiertos en las revistas especializadas en caza. Una vez comprobada la fiabilidad del cliente mediante un intermediario, se le ponia en contacto con el encargado de organizar la cacería con el cuál ya se fijaba la fecha, hora lugar y el valor de la pieza cazada.

En la mayor parte de los casos la cacería se realizaba por la noche, el cliente y organizador cazaban el trofeo con armas con silenciador sin numerar, mientras el resto de miembros de la red vigilaban los alrededores para no ser sorprendidos por la Guardia Forestal o la Guardia Civil. Una vez que el animal era abatido ,el cliente y el organizador abandonaban la zona, otros mienbros recogían al animal y lo escondían hasta que eran llevados a una taxidermia en la que usaban precintos ya utilizados o modificados para proceder a su homologación.

El precio de cada pieza oscilaba entre los 2000 y los 5000 euros dependiendo de las características del animal. La entrega del trofeo se procedia mediante el pago de la cantidad acordada.

En la operación han participado numerosos agentes de la Guardia Civil de distintas comandancias, el Grupo de Rescate e Intervención de Montaña (GREIM), el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) y efectivos de Policía Judicial.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de