El centro de recuperación de fauna silvestre, El Chaparrillo, en Ciudad Real, gestionado por la Junta de Castilla-La Mancha, ha cedido a GREFA un buitre negro y un águila de Bonelli. El pasado 8 de abril, nuestros compañeros de "El Chaparrillo" nos transfirieron estos dos animales, que en su día ingresaron en el citado centro de recuperación tras ser víctimas de la inconsciencia humana.

Un buitre negro y un águila bonelli llegan a las instalaciones de GREFA

El buitre negro es un joven que fue encontrado envenenado, junto con otros tres ejemplares de la misma especie, en una zona cercana a Ciudad Real. En el momento en el que fueron avisadas las autoridades, una patrulla de agentes anti-veneno se encontraba en la zona, por lo que se pudo actuar con rapidez y así salvar la vida de dos de los cuatro buitres negros.

Uno de ellos será liberado en la provincia de Ciudad Real con un emisor satélite financiado por el proyecto LIFE+ “Priorimancha”. El otro ejemplar, cedido a GREFA, también será equipado con emisor y liberado en otoño junto con otros 14 buitres negros, en la nueva colonia consolidada en el Pirineo catalán gracias al proyecto de reintroducción en el que desde GREFA tanto nos hemos involucrado desde sus inicios.

En el caso del águila de Bonelli mantenemos aún un pronóstico reservado, ya que sufrió varios disparos que le causaron una serie de fracturas cuya evolución debe ser valorada. En el caso de que consiguiera recuperarse, este animal será destinado al programa de conservación de la especie en el marco del proyecto LIFE Bonelli, que contempla la reintroducción de ejemplares para crear nuevas poblaciones o reforzar las ya existentes.

La cesión de estas aves es una demostración de la implicación de comunidades autónomas como Castilla-La Mancha en favor de la recuperación de especies amenazadas que no entienden de fronteras administrativas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de