La iniciativa forma parte del plan de protección de esta especia de ave necrófaga en peligro de extinción

Los trabajos de anillamiento de pollos de alimoche común (neophron percnopterus) comenzaron a primeros de julio en cinco provincias de Andalucía: Córdoba, Cádiz, Málaga, Jaén y Sevilla.  Técnicos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio han accedido a 14 nidos de los que 11 contaban con uno o dos pollos. Han sido anillados 16 pollos de los 17 que han volado en Andalucía. 

Durante los marcajes se desciende a los nidos mediante técnicas de trabajos verticales en altura.  Los anillamientos se llevan a cabo cuando los animales tienen entre 40 y 55 días . 

El objetivo principal es identificar a cada uno de ellos individualmente para lo que se les coloca dos anillas, una en cada en pata. 

Gracias al registro de los movimientos de los alimoches marcados, tanto con anillas como con emisores satélites GPS,  se está comenzando a identificar las zonas de alimentación más importantes para la especie y se está trabajando para tratar de hacerlas más seguras, mediante la eliminación de la principal amenaza: el uso del veneno. 

El alimoche es el más pequeño de los cuatro buitres europeos y el único migrador. En 2014 había registradas en Andalucía 23 parejas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de