Científicos de los centros oceanográficos de Canarias y A Coruña del Instituto Español de Oceanografía (IEO), han publicado recientemente un artículo sobre el marcado electrónico de pez espada (Xiphias gladius) en la revista ICES Journal of Marine Science. Dicho estudio, enmarcado dentro de las actividades del proyecto SWOATL0710 del IEO, es el primero que se ha publicado sobre marcado electrónico de esta especie en el océano Pacífico, y uno de los primeros a nivel mundial.

Para realizar este estudio se utilizaron marcas archivo pop-up, las cuales se anclan en la musculatura dorsal del ejemplar y permiten registrar datos sobre temperatura, profundidad y nivel de luz durante períodos de hasta un año. A través de esta información, junto con datos de temperatura superficial obtenida por satélite, se estimaron las trayectorias seguidas por los peces marcados.

La experiencia recogida en la publicación de los científicos del IEO se inició a finales de marzo de 2007 frente a las costas del norte de Chile, en una zona conocida como la dorsal de Nazca, rica en recursos y donde se concentra una gran parte del esfuerzo de pesca de todo el Pacífico sudoriental. Dos observadores científicos, a bordo de los buques palangreros gallegos Makus y Mariané, implantaron un total de 30 marcas electrónicas pop-up en ejemplares de pez espada y marrajo dientuso.

Los resultados obtenidos tras la liberación de las marcas y el procesado de los datos transmitidos han proporcionado gran cantidad de información sobre el comportamiento de la especies en la zona. Tras el marcado de los peces, entre marzo y junio, coincidiendo con el descenso de la temperatura en la zona, todos los peces se desplazaron hacia el noroeste, si bien dos de ellos se desplazaron primero hacia el oeste durante, aproximadamente un mes. Durante el tiempo que las marcas permanecieron ancladas, los peces cubrieron una distancia estimada de más de 15.000 kilómetros, registrándose en ocasiones desplazamientos cercanos a los 100 km por día.

Los resultados cuestionan asunciones mantenidas hasta la fecha en cuando a los límites de distribución de la población de pez espada en el Pacífico oriental.

Además de la información sobre desplazamientos horizontales, los científicos han obtenido gran cantidad de información sobre las preferencias térmicas de la especie, así como del comportamiento en profundidad. A modo de ejemplo, cabe citar la importante relación hallada entre la fase lunar y la profundidad media del pez durante la noche. Es evidente, según los datos obtenidos que el pez suele pasar la noche a mayores profundidades coincidiendo con las fases de luna llena.

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) es un organismo público de investigación (OPI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, dedicado a la investigación en ciencias del mar, especialmente en lo relacionado con el conocimiento científico de los océanos, la sostenibilidad de los recursos pesqueros y el medio ambiente marino. El IEO representa a España en la mayoría de los foros científicos y tecnológicos internacionales relacionados con el mar y sus recursos. Cuenta con nueve centros oceanográficos costeros, cinco plantas de experimentación de cultivos marinos, 12 estaciones mareográficas, una estación receptora de imágenes de satélites y una flota compuesta por seis buques oceanográficos, entre los que destaca el Cornide de Saavedra, de 1.100 toneladas de desplazamiento y 68 m de eslora.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de