Ingresan 15 ejemplares de media al día en sus instalaciones

Dos pollos de buitre negro recuperados en el Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) de la Comunidad de Madrid han sido soltados hoy en los alrededores de Cercedilla. El CRAS ha registrado este año, hasta septiembre, una media de 15 ingresos diarios de aves, mamíferos, reptiles y otras especies animales que, tras recibir los cuidados y tratamientos necesarios para su recuperación, se intentan reintroducir en su medio natural. 

Los dos pollos de buitre negro reintroducidos hoy llegaron al CRAS el pasado mes de junio tras ser rescatados por agentes forestales de sendos nidos localizados en Rascafría, según ha explicado durante la suelta el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada. Uno de ellas quedó desatendido por sus padres en el propio nido, mientras que el otro sufría una lesión que impedía su desarrollo normal. Ahora, tras varios meses de cuidados veterinarios, los dos pollos han vuelto a su hábitat natural y pasan a engrosar el número de buitres negros de la región.

Esta especie llegó a estar en peligro de extinción a principios de los 70, pero gracias a las labores de recuperación impulsadas por la Comunidad de Madrid –que la incluyó a principios de los 90 en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas- actualmente se contabilizan 123 parejas distribuidas en tres colonias, la más numerosa en Rascafría. A ella pertenece "Rasca", el buitre negro cuya actividad y evolución se puede seguir en directo a través de la web www.parquenacionalsierraguadarrama.es (aunque esta temporada el seguimiento ya ha concluido) gracias a un programa de seguimiento que la Comunidad ha puesto en marcha por tercer año consecutivo en 2016 en colaboración con Seo/Birdlife.

El CRAS, que abrió sus puertas en 2010, está especializado en la atención de la fauna silvestre tanto autóctona de la región como exótica y cuenta con unas instalaciones de más de 51.000 metros cuadrados. En sus seis años de actividad, ha acogido a más de 19.000 ejemplares de fauna silvestre, la mayoría aves (60%) y reptiles (21%). En los primeros nueve meses del año, el equipo técnico y veterinario del centro atendió a 2.728 ejemplares, correspondiendo el mayor número de ingresos a aves de distintas especies (1.518), seguidos por mamíferos (790) y reptiles (397).

Además de las labores de tratamiento y recuperación, el CRAS tiene también una faceta formativa, y desde su puesta en marcha ha recibido a cerca de 150 personas entre voluntarios y alumnos de planes de formación vinculados a la conservación del medio ambiente, desarrollados en colaboración con instituciones educativas como las universidades Autónoma, Rey Juan Carlos, Alcalá de Henares o Alfonso X.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de